Gora

Monxagre (662 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2020/08/11
Aldatze data
2020/08/13
2

A pesar de su corta altitud relativa, Monxagre (662 m) es una de las montañas más importantes del concejo de Pravia y, con mucha diferencia, la cota del término municipal dotada de mayor prominencia. Conocida también como Munxagre o Muxagre, constituye el techo de las sierras del Llano y de Sandamías, relieve que se extiende de SW a NE a lo largo de 9 km, actuando como divisoria hidrográfica entre el río Nalón y su afluente el Aranguín. Por la cima corre además el límite municipal entre los concejos de Salas y Pravia.

Territorio con dedicación ganadera venida a menos, los antiguos pastizales se han visto invadidos por árgomas, helechos y piornos, dificultando notablemente el tránsito fuera de los caminos y pistas trazados por sus lomas y laderas; como en el resto del paisaje precostero asturiano, proliferan las repoblaciones de los indeseables eucaliptos, en detrimento de los robles y castaños que cubrieron antaño las montañas.

La aparente procedencia del término Monxagre (Mons Sacer: monte sacro) parece sugerir la sacralización de esta montaña en época indeterminada, pero no hemos encontrado ninguna referencia que pudiera avalar esta hipótesis. Jesús Suarez López, en cambio, en "Tesoros, ayalgas y chalgueiros. La fiebre del oro en Asturias" (Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular. Ayuntamiento de Gijón, 2001), cita una creencia popular sobre la existencia de un buey de oro en Monxagre, tradición repetida con insistencia en otros muchos lugares asturianos; la leyenda está recogida en Figares, pueblo de la parroquia de Villazón, concejo de Salas, situado al pie de la ladera SW del monte:

"Y luego ta tovía la leyenda de que ahí que hay un buey de oro enterráu, aquí en Munxagre. Ahí cuenta la leyenda que hay un buey de oro enterráu a cincuenta metros de profundidá. Pero, claro, eso tamién… yo pa mí ye una tontería porque ¿quién entierra ahí n’ese peñasco?".

Desde Sandamías

El itinerario más sencillo a Monxagre (662 m) parte de la parroquia praviana de Sandamías, situada en la ladera oriental de la sierra, distante 8,5 km de Pravia por la carretera PV-1, y 7,5 km de la N-634 en Villazón (Salas), por la SL-4, pasando por las localidades de Loris, Figares y el collado Avieras.

Tomando como referencia este último acceso rodado, una vez rebasado el collado Avieras (403 m), se continúa aproximadamente durante 1 km hasta un nutrido grupo de casas a la izquierda de la carretera, presidido por un discordante pabellón donde se almacena maquinaria agrícola y otros aperos; el punto de inicio de la ruta se localiza junto al pabellón (385 m), donde nace la pista forestal que nos va a conducir a Monxagre. Aparcamiento precario y dificultoso.

Superado este obstáculo, el itinerario no tiene ninguna complicación. Todo consiste en reseguir, obviando todos los ramales secundarios que se presenten, la pista forestal principal, que serpentea en moderada pendiente por la ladera cubierta de eucaliptos, con escasos castaños, robles, pinos y abedules. Superada la repoblación, el carretil gana el cordal de la sierra y enfila al SW cercano a la loma, convertido en un pasillo flanqueado por altos piornos y cotollas que prácticamente le privan de panorámicas; algunos abedules van colonizando poco a poco el terreno y rompen la monotonía del tupido argomal.

Sin mayores contratiempos, se alcanza el reducido calvero robado a los tojos donde se alza, solitario, el pilón geodésico que corona la cima de Monxagre (662 m), que finalmente resulta algo decepcionante; si la niebla y la vegetación lo permiten, es posible otear un reducido horizonte de montañas pertenecientes a los concejos de Salas y Pravia. Una vez de vuelta, se puede visitar el templo de San Donato, parroquia de Sandamías, custodiado por un venerable tejo.

Acceso: Sandamías (30 min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak