Gora

Peña Blanca (2.555 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2007/11/21
Aldatze data
2007/11/21
18
A pesar de que se trata de la cima que se vislumbra imponente, desde el desfiladero de Santa Elena, en realidad se trata de una cumbre poco prominente, ya que se haya unida por un pequeño collado a la más elevada Peña Roya ( 2.578 m ) que está al E.

En el pasado los montañeros denominaban a las dos cumbres como Peña Blanca, en la lógica que desde la vertiente S. no se aprecia la diferente coloración de sus roquedos, siendo por tanto indistinguible por la tonalidad, únicamente intuible desde el N. Hoy en día, en cambio, se diferencia, Peña Blanca ( 2.555 m ), como la cumbre más occidental y Peña Roya ( 2.578 m ), como la cota oriental.

Desde Santa Elena (F)

La ruta desde el estrecho de Santa Elena ( 950 m ) impone una ascensión de envergadura, salvando un desnivel considerable y completamente por senderos que, en ocasiones, no se muestran totalmente claros aunque hay borrosas marcas rojas y blancas hasta la cumbre.

Cruzando el puente sobre el río, podemos aparcar frente al dolmen de Santa Elena y, seguidamente, subir por la carretera hacia la ermita de Santa Elena ( 1.070 m ) y tomar a la derecha la estrecha senda de l' Asieso, que discurre por un tupido bosque bien provisto de boj. Algunos cairns y las primeras señales de pintura roja y blanca ( que no responden a ningun G.R.) guian el trazo de la vereda a través del bosque. Inicialmente zigzagea por encima del defiladero y luego comienza a penetrar horizontalmente en dirección a las Agujas de l' Asieso, que irán apareciendo por encima del bosque más arrib cuando el arbolado lo permita.

Al llegar a un primer claro se descubre entonces la imponente Aguja Sur ( 1.548 m ). El sendero empieza a marcar lazadas para ir superando la ladera a medida que nos aproximos a los monolitos hasta desembocar en el Cuello Chico ( 1.530 m ), punto en el que el sendero parece esfumarse. A la derecha queda la Aguja Norte ( 1.549 m ), que se puede ascender desde este punto mediante una escalada fácil (I) que contornea el afilado bloque cimero por la derecha con objeto de trepar su corta vertiente S.(F). Desde este lugar se puede perder altura por una pronunciada ladera cubierta de boj al collado ( 1.505 m ) con la aguja S., cuya ascensión es más difícil y delicada.

Del Cuello Chico ( 1.530 m ) deberemos proseguir la marcha de frente (E) para reencontrarnos con la senda, que vuelve a deslizarse en el seno del bosque, para abrirse en el praderío de La Zarzinera, donde se sitúa el Cuello Grande ( 1.610 m ). La senda, deja un característico bloque rocoso a la derecha y sigue ligeramente a la izquierda, vadeando una nueva hondonada por encima de las agujas. Luego se mantiene serpenteante y se pega a ladera mantiéndose aérea por encima del barranco cubierto por una tupida masa de erizones.

Cuando ganamos el comienzo de la Loma del Pinarillo ( 1.690 m ), la senda comienza a remontarla cambiando la dirección de la marcha (N). El bosque va quedando atrás y la ladera comienza a mostrar únicamente roca, retazos de hierba y un espinoso colchón de erizones. En lo alto comienza a descubirse las paredes calcáreas de La Muralla ( 2.354 m ) que cierran el paso de Peña Blanca. La ladera se encuentra balizada por algunos cairns que suben directos hacia esa zona. La ruta balizada con marcas rojas y blancas opta, en realidad, por una alternativa menos franca, ya que recorre la ladera hacia la izquierda (NW) orientándose hacia la cumbre de Fajalata ( 2.156 m ) y nos guía hacia un bloque característico ( 2.195 m ) a la izquierda del resalte que impone La Muralla ( 2.354 m ). En este punto contactamos ya con la roca blanca que da origen al nombre de la montaña y observamos el cortado de la vertiente N.

Continuamos por la amplia cresta (NE) hasta topar con el gran contrafuerte vertical de La Muralla ( 2.354 m ). Rodearlo hacia la derecha por una cornisa horizontal para dirigirnos hacia la canal donde la pared se deshace. Entonces, se sube por la izquierda por terreno de hierba y rocas para enlazar con el acarcavado lapiaz ( 2.350 m ) que se extiende ya al pie de la cumbre, cuyo tramo final de acceso es bien visible. Cabe dirigirse a a ella (NE) para salir a la cresta a la izquierda de la cumbre y proseguir sin dificultad por la cresta hasta la cima de Peña Blanca ( 2.555 m )(F). El paso a Peña Roya ( 2.578 m ) es rápido y sin ninguna dificultad.

Desde Panticosa (T3)

Partiendo del aparcamiento de la estación de esquí ( 1.140m ), se puede optar por tomar el telesilla de Petroso o realizar el ascenso cruzando el río Bolatica por la pista forestal (en invierno es para esquiar). Tras alcanzar la cafetería ( 1.535 m ) giramos a la izquierda para alcanzar el collado N. ( 1.845m ) de la Punta Petroso ( 1.865 m ), lugar donde terminan los remontes. Enlazamos con la pista que proviene de Hoz de Jaca en la aproximación bajo el monte Mandilar ( 2.211m ) que se bordea por el E., hasta llegar al Ibón de Asnos ( 2.065 m ).

Tras bordearlo por la izquierda (E) iniciaremos la ascensión a la derecha (SW y S.), sin senda aparente, por el vallecito que queda entre el espolón NW de la Peña Sabocos ( 2.757 m ) y la cumbre de Peña Roya ( 2.578 m ), con su aspecto rojizo acanalado. La zona es bastante incómoda con pedreras y neveros persistentes, para, con paciencia, ganar el collado E., denominado Portillo Chetro ( 2.525 m ). Una rampa pedregosa nos lleva a la cima hacia la derecha (W) sin mayores dificultades, donde se encuentra un artilugio metereológico con una pequeña caseta.

Si se desea alcanzar la Peña Blanca ( 2.555 m ), pareja habitual de la Peña Roya cuando se contempla desde el valle, se puede ascender desde la misma cima, descendiendo al collado que las separa ( 2.519 m ) para remontar del desnivel faltante hasta la cima de Peña Blanca ( 2.555 m ).

Accesos: Santa Elena ( 4h ); Panticosa ( 4h 30 min ); Telesilla de Petroso ( 2h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak