Gora

Llerenes (1.893 m)

remove-icon
Joseba Astola Fernandez
Sarrera data
2009/09/24
Aldatze data
2016/06/30
2



El Pico Llerenes (1893 m) es un gran desconocido de las montañas de Riaño, a pesar de su elegante silueta puntiaguda reflejada en el embalse de Riaño a la derecha de sus vecinos Gilbo (1677 m) y Peñas Pintas (1985 m). En realidad, el pico cuenta con dos cimas de altitud muy similar separados por una pequeña horcada (1863 m) de acceso complicado. Para acceder a la cima occidental (1893 m), la más elevada por pocos metros, debemos alcanzar el pequeño collado herboso situado al W de la misma.

Desde Salamón

Desde este pequeño núcleo (1074 m) parte el camino que comunicaba con el vecino valle y aldea de Anciles, sumergida ahora bajo las aguas del polémico embalse de Riaño. El camino, en su agradable remontada, termina difuminado en la hierba un poco antes de la hermosa Collada Salamón o de Anciles (1645 m), justo en el lugar donde se localiza un pequeño refugio, actualmente cerrado con llave, y una copiosa fuente (1,30). Merece la pena acercarse al collado y observar el precioso y solitario valle de Anciles, el embalse de Riaño y una inusual vista del Gilbo (1677 m) y el Cueto Cabrón (1530 m).

La Collada Salamón (1645 m) separa las Peñas Pintas (1985 m), a la derecha, del Pico Llerenes (1893 m), a la izquierda. Apreciamos sobre nuestras cabezas la horcada que separa las dos cimas (1893 m y 1883 m) casi gemelas del Llerenes. Puede parecer lo más lógico intentarlo desde aquí; sin embargo, el acceso a la cima principal es complicado desde esta vertiente, por lo que lo mejor será rodear la montaña por la izquierda, siguiendo tímidas sendas de ganado y monte a través, ladeando por un terreno empinado y colonizado por fastidiosas aulagas que maltratarán nuestras piernas en algunos tramos. Nos sorprende encontrar las sendas más perdidas que hace pocos años, cuando tuvimos ocasión de ascender a la montaña por la misma ruta y con la impresión de encontrar menos obstáculos punzantes.

También podemos tratar de localizar alguna de las sendas que parten de las cercanías de la cabaña, las cuales facilitan el acceso por las laderas, sobre todo en el primer tramo, a pesar de aparecer y desaparecer a causa de la vegetación.

Por cualquiera de las rutas descritas, alcanzamos finalmente una vaguada más limpia y herbosa que nos permite ganar la pequeña y recóndita collada (1816 m) situada en el lado opuesto del Pico Llerenes (2,20), entre este y una cota de 1842 m sin denominación. Una vez allí, la lógica y algunos hitos nos guiarán a la cercana cima mediante una fácil y entretenida trepada (2,30).

Las vistas son generosas hacia los cuatro puntos cardinales, destacando por su porte y elegancia las imponentes y cercanas Peñas Pintas (1985 m). La cima oriental de Llerenes (1883 m), casi gemela, parece que se pueda tocar con las manos.

Acceso: Salamón (2h 30min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak