Gora

Cubilillo Os Fils (1.047 m)

remove-icon
Alberto De Las Heras
remove-icon
Roberto Gil Alonso
Sarrera data
2009/08/08
Aldatze data
2009/08/08
15
Enfrente de las imponentes paredes de Riglos se encuentra Cubillo Os Fils o simplemente Cubillo ( 1.047 m ), una modesta loma de fácil ascenso que se desprende al W. de la Peña del Sol ( 1.287 m ) y que se haya cortada a cuchillo ejerciendo de excelente mirador de los mallos y de la enormidad de la Hoya de Huesca.

Una característica importante de esta montaña son sus paredes denominadas fils (hojas) debido a su aspecto hojaldrado provocado por la acción de la erosión diferencial sobre capas de rocas horizontales más o menos duras. Esto provoca la creación de un ecosistema propio donde prevalecen el buitre leonado y el avión roquero. De hecho en la vertiente de Riglos se conoce a esta cumbre como "Cubilillo Os Fils". Algunos mapas la señalan como San Miguel, topónimo que parece tener su origen, más bien, en la ermita situada en el despoblado de Marcuello.

Cabe citar por cercanía la existencia del Castillo de Marcuello y la Ermita de San Miguel, el primero en severo estado de derrumbamiento y que sirvió de vigía y defensa sobre las tropas del Califato de Córdoba mientras que de la segunda tan sólo queda su ábside. En la punta más W. de la plana cimera se haya el Mirador de los Buitres, construcción de ICONA para tal misión y que posee una privilegiada visión de los imponentes Mallos de Riglos.

Desde Linás de Marcuello ( 745 m ) tomamos el GR-1 que nos colocará tras fuerte ascenso por pisado camino en la Ermita de San Miguel y el Castillo de Marcuello. Desde aquí seguiremos una pista que dirección W. pasa cerca de la cima y que finaliza en el Mirador de los Buitres.

Partiendo de Riglos se sigue el trazado del GR 1 en dirección a la peña, entrando sobre el barranco de La Mota. Poco antes de entrar en el estrechamiento que cierra el valle, una bifurcación a la derecha señala el acceso al Cubilillo por las clavijas. La senda cruza el lecho del barranco y asciende hacia la base de las peñas entre un denso encinar. Después de un desvío señalando a la fuente de Los Clérigos aparece otro a La Peña de Don Justo. Si siguiéramos de frente llegaríamos a las clavijas, una vía ferrata muy vertical que sale directamente al Mirador de los Buitres. La senda sube por terreno cada vez más pendiente hasta auparse al collado que separa la Peña de Don Justo de la meseta principal. Una sirga y unas escaleras metálicas ayudan en el último tramo. Desde el collado se traspone una grieta por un puente tibetano y se sigue a continuación una cormisa aérea equipada con una sirga que bordea el espolón de la montaña que cae sobre el barranco de La Mota. Traspuesto el espolón la senda sube con decisión por la vertiente norte de la montaña dejando un desvío a la izquierda que lleva a un sistema de rápeles. Al final se sale sobre el espolón que está coronado por una losa de grandes proporciones: "la Piedra Cobertera". Siguiendo por el filo se llega de inmediato al Mirador de los Buitres. La vista sobre la Peña de Don Justo es realmente espectacular.

Menos vertiginoso y más sosegado es continuar por el GR 1 hasta el collado anterior a la ermita de San Miguel y el poblado medieval de Marcuello, entroncando con el itinerario que viene de Linás de Marcuello.

Peña de Don Justo

Conquistada ya en 1947 por una cordada encabezada por Ángel Serón, el nombre de la peña responde a la dedicatoria que los aperturistas le hicieron a Don Justo Garasa, vecino del pueblo muy querido por los escaladores por ofrecer alojamiento a éstos en su casa. En esta peña realizó la cordada Rabadá-Navarro la apertura de su primera vía, la vía de los Diedros (1959) y es también precisamente en este modesto monolito donde Alberto Rabadá abrió su mayor cantidad de vías en un mismo mallo o peña, con un total de cuatro.

La estratigrafía del conglomerado de los Fils, que alterna zonas arenosas y muy erosionables con otras más duras, proporciona un aspecto plagado de techos y cornisas a los monolitos. La imaginación de los escaladores ha hecho el resto y ha bautizado como Tornillos a un par de pequeñas peñas situadas al sur de los Fils.

Accesos: Linás de Marcuello ( 1h 30 min ); Riglos ( 1h 45 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak