Gora

Amurga (1.129 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Sarrera data
2010/01/26
Aldatze data
2010/01/26
1
Amurga es el techo de la sierra de Fataga, una sierra situada entre los barrancos de Fataga al W y de Tirajana al E, y que supone una rampa en forma de abanico que desciende en suave pendiente hasta la costa S de Gran Canaria entre Maspalomas y Castillo del Romeral. Los dos barrancos que la flanquean soportan unos murallones que llegan en algún sitio a los 800 metros. Ostenta una gran riqueza de flora, con muchas especies endémicas de Canarias, entre la que abunda la flor de verol, de color amarillo. Habitada desde muy antiguo, posee numerosos yacimientos arqueológicos e históricamente su función ha sido la de pastoreo.

La cresta de Fataga, desde el punto de vista alpinístico, comienza en una pronunciada curva de la carretera GC-601 entre Fataga y San Bartolomé a unos 800 m de altitud. Desde allí sube, sorteando varias cumbres peñascosas muy entretenidas, hasta alcanzar la cota máxima en el Amurga a 1.129 m y el espectacular roque Almeida (1.109 m), y desciende pasando por el Cerro Puercos (1.002 m) hasta llegar al mirador de la degollada de las Yeguas.

Las dos subidas más habituales se hacen desde el pueblo de Fataga y desde la degollada de las Yeguas, porque ésa es la travesía clásica y se puede hacer en cualquiera de los dos sentidos.

Desde Fataga

Habremos llegado desde Maspalomas por la empinada carretera GC-60, después de pasar Arteara y su atractiva necrópolis. Salimos (600 m) por la carretera que entra en el pueblo hacia los Llanos, entre pinos, muy poco antes de la nueva cancha de fútbol. Subimos por la calle Paseo de los Ovejeros y damos con un sendero señalado en blanco con una flecha azul. Luego todo el sendero está balizado con cairns, que se trata de no perder. El sendero llanea primero hacia la izda, N, y luego gira 180 º para subir hacia el S.

Llegamos a la cresta de la Loma del Pajarillo (900 m) (1,10), al pie del primer torreón grande que parece llamarse Puntón Navarro (c 1.000 m). Lo dejamos a nuestra izda. (Aunque para los trepadores supone una tentación muy fuerte. Tiene dos puntas gemelas separadas por 20 minutos de trepada y el descenso hasta el sendero se hace por una chimenea de la arista SE. En total puede ocupar casi una hora extra en subir y bajar).

En media hora estamos al pie de la segunda torre (llamada probablemente Pajarcillo) (1.040 m). (Para los que se animen a subir, es más rápido que la otra torre. Tiene varios pequeños pozos circulares en la cumbre y se baja también en dirección SE hasta el sendero. Toda la operación, con fotos incluidas, puede ocupar una media hora extra).

Se pasa por una zona de un par de grandes cuevas al pie de la pared y se bordea una tercera torre (Morro de los Solapos). (A la cuarta torre, que es ya el Amurga, se puede subir trepando desde la degollada entre la tercera y la cuarta torre pero no es una subida muy recomendable, porque es cara N, nunca le da el sol por lo que está habitualmente húmeda, y tiene una cierta exposición.)

La alternativa es seguir por el sendero y bordear la cara E del Amurga, que presenta unos farallones considerables, en los lugares llamados Vinagrera y Barranquillo Hondo. El sendero desciende bastante, dejando a la izda un muro, para luego volver a subir hasta el collado en el Llano de la Cumbrecilla (1.075 m). Desde allí se trata de subir por terreno despejado, volviendo hacia atrás por la fácil ladera SW. La cumbre de Amurga (1.129 m) (2,30) está identificada por un pino solitario.

Llaneamos y bajamos por la amplia y larga meseta cimera hasta volver al Llano de la Cumbrecilla. En 20 minutos de subida pendiente sin ninguna dificultad alcanzamos la cumbre del roque de Almeida (1.107 m) de los mapas, al que todo el mundo en la zona llama Atalayón. Tiene una figura muy característica visible desde la carretera y desde toda la travesía que hemos realizado, como un enorme diente cilíndrico desgajándose de la sierra. Volvemos a bajar al Llano de la Cumbrecilla.

Se presenta una alternativa: una decisión es continuar la travesía hasta la degollada de las Yeguas, donde hay parada de autobús. Es un recorrido largo, de unos 10 km, cuesta abajo, muy sencillo. Empieza bordeando el roque de Almeida por sus caras N y E y luego pasa en el primer tercio del recorrido por la insignificante cumbre del cerro Puercos (1.002 m) para bajar por la Ladera de los Pinos. Se puede calcular de 2,30 a 3,00 horas.

La otra decisión es volver por todo el sendero que hemos traído desde los Llanos de Fataga. Si no nos despistamos en ningún sitio podemos llegar a Fataga en 1,30 horas.

Accesos: Fataga ( 2h 30 minin ); Degollada de las Yeguas ( 2h 45 minin ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak