Gora

Foratula Central (2.581 m)

remove-icon
Javier Urrutia
remove-icon
Luis Alejos Escarpe
Sarrera data
2010/07/07
Aldatze data
2010/07/07
2
Cumbre característica que ejerece una fuerte presencia sobre la zona balnearia del valle de Panticosa, constituida por tres cumbres agrupadas. Los barrancos que desaguan al Caldarés proporcionan itinerarios originales y apenas practicados, reservados a montañeros familiarizados con los terrenos abruptos.

Desde los Baños de Panticosa (T3)

Partiendo del Balneario de Panticosa (1640 m) por las escalinatas de la plaza central, atravesamos el puente sobre el Torrente del Tablato, que más arriba guiará nuestros pasos. Cuando la pista se bifurca, dejamos a la izquierda el trazado de la GR 11, continuando hacia la derecha por otra pista que asciende en línea quebrada hasta un caserón con las puertas tapiadas. Detrás del edificio arranca una senda entre pinos. Al topar con los resaltes graníticos la senda marcada con hitos se eleva entre los desplomes utilizando canales y terrazas herbosas. Al salir a un llano herboso se incorpora por la izquierda otra línea de hitos procedente de la GR-11. Estamos en el Barranco del Tablato, vamos a seguir una ruta poco frecuentada, pese a estar balizada y ser un recorrido más cómodo que el pedregoso camino, plagado de vueltas y revueltas, de la GR 11. Vamos a progresar (SSE) en paralelo a la GR-11 por el fondo del valle. Exceptuando el tramo que estamos a punto de recorrer, nos dará la sensación de caminar por un parque florido y arbolado.

Remontando una pendiente de piedra suelta, el sendero se interna de nuevo en el pinar, asomándose al Torrente del Tablato, que a causa de la fuerte pendiente forma cascadas. Cuando el terreno se suaviza, vadeamos las aguas, prosiguiendo entre pinos con sotobosque de rododendros y arándanos. La vegetación es densa, mas no impide seguir la ruta, siempre nítida. Aunque llevamos el curso de agua principal a la izquierda, abundan los arroyos a lo ancho del valle colgado. El torrente que vemos más adelante, desplomándose por la muralla, procede del Ibón Bajo de Brazato. Si remontásemos ahora (2.000 m) la ladera de la izquierda (E) enlazaríamos con la GR-11 en torno al punto donde atraviesa la tubería (2.200 m).

Prosiguiendo adelante (S.SE), cuando un promontorio rocoso parte el barranco en dos, la senda supera la pendiente herbosa de nuestra derecha para acceder a un rellano de lecho pedregoso donde apenas quedan pinos (2.170 m). Más arriba (2.220 m), un desvío hacia la izquierda (este) va a buscar la depresión (2.325 m) de la barrera que cierra la cubeta del Ibón Bajo de Brazato. Siguiendo esa traza se sube también al Embalse de Brazato.

Manteniendo el rumbo que traemos desde el inicio de la ascensión (S.SE), una nueva pendiente, esta vez de hierba y roca, conduce a la plataforma de las Hoyas de Brazato (2.315 m) (1,30), que alojan varias lagunas. Interrumpiendo aquí el avance cara al Pico de Sarrato, que cubre el fondo de un laberíntico circo rocoso, nos disponemos a alcanzar la brecha que destaca al SW, entre el crestón bicéfalo del Pico Tablato y el Pico Oriental de Foratula. Perdiendo un poco de altura para acceder a la cubeta de la laguna inferior, reanudamos el ascenso en compañía de otra hilera de hitos. Aprovechando las franjas herbosas, evitando los laberintos de bloques, vamos ganando altura hasta situarnos en la depresión del cordal (2.475 m) (2,00). Al otro lado aparecen los Picos de Piniecho, quedando entremedio la hoyada del Ibón de Piniecho.

Para dirigirnos a las cumbres previstas, como la arista que tenemos a la derecha es aguda, comenzamos a rodearla mientras perdemos un poco de altura. También esta vez nos acompañan hitos mientras cruzamos sucesivas pedreras hasta encarar (N) el empinado corredor herboso que permite salir a la muesca (2.525 m) situada entre las dos cotas que vamos a ascender. Girando primero a la derecha, trepamos por los bloques de la cresta, desviándonos luego un poco a la izquierda en busca de terreno más cómodo para alcanzar el Pico Oriental de Foratula (2.574 m). Tras contemplar el entorno volvemos al collado (2.523 m), superando el lomo rocoso del Pico Central de Foratula (2.581 m) (2,30).

Para coronar la cima occidental ( 2.548 m ), el itinerario más simple evita la arista sobre la vertiente N. y accede a la cumbre por el lado de la derecha. La arista, sin embargo, que se dirige a la escarpada torre occidental es interesante con un breve paraje aéreo (II) que da paso a un diedro (II+) a la derecha de un contrafuerte rectangular, donde un breve tramo de arista a filo de cuchillo (III-) permite ganar esta cumbre con toda su elegancia ( 2.548 m )(PD+).

El descenso puede realizarse de forma directa, volviendo al collado entre las dos cimas ( 2.523 m ) para ir perdiendo altura por la canal que se abre entre las mismas. Por pendientes de nieve o pedreras se puede descender (NW), al principio muy claramente, al encuentro del bosque para conectar con el sendero GR-11 ya en las inmediaciones del área del Balneario de Panticosa ( 1.637 m ).

Por el Barranco Poco bueno (T5)

El nombre del barranco lo dice todo. Sólo debería recorrerse durante los períodos secos y nunca tras el paso de tormentas ya que puede conducir avenidas de aguas importantes. Hay que superar un conducto estrecho sin escapatorias laterales y en el que se deben remontar algunas cascadas. También puede se utilizado como itinerario de descenso desde el Ibón de Piniecho ( 2.231 m ).

En el Km.6 de la carretera de Panticosa existe una pequeña presa de hormigón sobre el río Caldarés. Accediendo a ella, cruzaremos la instalación y alcanzaremos a la izquierda la orilla contraria del río. Ahí podemos localizar algunos hitos que ganan algo de altura entre bloques de roca y conectan con un sendero entre boj que discurre horizontal y paralalelo a la carretera pero algo por encima de la misma. Podremos observar perfectamente la curva en "S" del Km. 6,500 y poco después saldremos a la torrentera del barranco Poco bueno. El acceso directo desde el río no es posible debido a una muralla desde la que se despeña una cascada.

La idea ahora es simple, remontaremos el curso, en cuya parte baja siempre hay agua, alimentada desde las surgencias de la parte media del cañón. en la primera parte, se puede evitar una cascada por el bosque de la derecha, luego tenemos una sección en la que se avanza bien por la parte central hasta que nos aproximamos al estrangulamiento, donde deberemos superar algunos saltos de agua, sin muchas dificultades si el terreno se encuentra seco. Superado el cuello de botella, el barranco se ensancha y gira a la izquierda permitiendo alcanzar el collado ( 1.875 m ) contiguo al Tozal del Mallo ( 1.905 m ), que se puede subir en unos minutos desde este lugar. Este pico divide aguas a los barrancos Foratula y Poco Bueno.

Cruzaremos al lado izquierdo de esta divisoria entre pinos para enlazar con la torrentera del barranco Foratula, justo por encima de su sección más estrecha. Luego podremos avanzar por él, o bien por un ramal subsidiario a la izquierda. En cualquier caso, al empezar a dominar la aguja de la Torre del Onso ( 2.253 m ), desaparecen los thalwegs, dando paso a una última ladera de morrenas, cubiertas por algo de vegetación y pinos dispersos, que personalizan de tal manera este paisaje que la toponimia se ha encargado de rubricarlo: Piniecho.

Al llegar al ibón de Piniecho ( 2.231 m ), tenemos las crestas de Foratula bien visibles a la izquierda, con sus tres cotas. La cota occidental ( 2.548 m ) puede alcanzarse bien remontando (N) una ladera para alcanzar la cresta occidental y coronar por ella la cima, bien por un corredor herboso en forma de hoz que recorre directamente la cara S. y que desemboca directamente en la cumbre occidental de Foratula ( 2.548 m ). La cumbre central, la más elevada, puede ser ganada, bien remontando una canaleta pedregosa entre la cota occidental ( 2.548 m ) y la que nos ocupa ( 2.581 m ), para luego seguir por la divisoria o ligeramente a la izquierda hasta la cima, o también, por una canal, más bien herbosa entre la cota central ( 2.581 m ) y la oriental ( 2.574 m ). Desde la depresión ( 2.523 m ) entre esas dos cimas no hay dificultades para conquistar cualquiera de ellas.

Por el barranco Foratula (T5)

Alternativamente al barranco Poco bueno, tenemos este otro cañón. Las precauciones son las mismas que en el caso anterior, debe remontrarse en período seco y nunca tras las tormentas.

La garganta forma un caos de bloques en la parte inferior, bien visible desde el Km. 8 de la carretera del balneario. Allí, bajo el paraje llamado El Escalar, la carretera describe una curva en "S". En este punto deberemos descender al curso fluvial, cruzarlo y encaminarnos al barranco. Superando grandes bloques se alcanza la sección estrecha del barranco, remontando un primer tramo tumbado que conduce a un encajonamiento cerrado por un pequeño muro de pizarras. Tras superar este resalte, se continúa por el tubo dejando a la derecha el Tozal del Mallo ( 1.905 m ). Podemos luego salirnos a la izquierda por una línea subsidiaria y proseguir sobre el cauce superando un nuevo resalte que finaliza en la ladera que antecede al ibón de Piniecho ( 2.231 m ). Las opciones de ascensión a los picos de Foratula son las ya indicadas en el itinerario anterior.

Accesos: Baños de Panticosa ( 3h 15 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak