Gora

Fajalata (2.156 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2011/08/08
Aldatze data
2017/08/18
3

En el estrecho de Santa Elena ( 945 m ) comienza la sierra de Tendenera que se extiende a lo largo de 18 Km. entre los valles de Tena ( río Gállego ) y Bujaruelo ( río Ara ). La primera cumbre que supera los dosmil metros es Fajalata, Peña Rápita o Peña dera Pita ( 2.156 m ), que antecede a la Peña o Mallos de Hoz ( 1.945 m ), que se alza por encima de las Agujas de L’' Asieso. La denominación de la cumbre tiene su origen en un fenómeno bien perceptible en la vertiente S. de la montaña, y es la existencia de una barrera rocosa de tonalidades ocres que contornea la zona media-superior de la cumbre. Esta faja es denominada Muro de Fajalata o, simplemente, La Fajalata. El significado es simplemente Faja Larga.

Las llamativas agujas de L’' Asieso se presentan magníficas desde el fondo del valle. Son una colección de pitones calcáreos alineados que han sido objeto de algunas escaladas pese a la calidad de la roca, muy degradada. Bajo estas agujas, sin embargo, si se encuentran algunas paredes muy compactas sobre las que se han trazado itinerarios más modernos y deportivos. Junto a la ermita y fortificaciones de Santa Elena se instala una escuela de escalada sobre la que se trazaron algunas vías entorno a principios de los 80 del pasado siglo.

El entorno de la ermita de Santa Elena ya ha sido poblado en la prehistoria como prueban los monumentos megalíticos existentes en el entorno. La leyenda cuenta que siendo objeto de persecución la emperatriz Elena (s.IV), vino a refugiarse en una cavidad existente junto al actual santuario. De manera misteriosa el antro fue cubierto por un velo de tela de araña. Al abandonarlo, comenzó a brotar agua de manera espontánea de manera que su flujo era intermitente, y que la tradición relaciona con la premonición de catástrofes. Otra leyenda indica que un peregrino proveniente de Tierra Santa, perdió su callado en las aguas del río Jordán y que, años después, al pasar por este lugar, lo recuperó junto a la fuente, dando a entender que las aguas que de allí manan provienen de aquel.

Lo cierto es que el santuario de Santa Elena fue erigido por Jaime I de Aragón en 1221, en los límites entre Biescas y el Valle de Tena, lo que ha dado lugar a pugnas por su posesión, lo que ha originado a su vez otras leyendas. La fuente que brota junto a la ermita se denomina “La Gloriosa”. El agua se precipita hacia el desfiladero formando una cascada suspendida justo debajo del templo, que también se puede visitar. A Santa Elena se le otorgan virtudes para enlazar parejas y en ella se suelen celebrar con frecuencia uniones matrimoniales.

Junto al santuario se observan los edificios de lo que fue la fortificación, cuya construcción se inicio en tiempos de Felipe II.

Desde Santa Elena (T3)

Desde el Puente de Santa Elena ( 950 m ) una carretera cerrada al tráfico rodado un poco más adelante permite subir a la ermita. Junto a ella tiene su inicio un sendero ( marcas rojas y blancas ) que discurre entre una maraña de matorral, gana progresivamente altura sobre el desfiladero y luego va penetrando (E) por encima del barranco de l’' Asieso aproximándonos a las agujas. La senda va trazando zig-zags sobre las pendientes más escarpadas y sin apenas visibilidad, salvo la aparición ocasional de las agujas, desemboca en el Cuello Chico ligeramente al N. de las mismas ( 1.525 m ).

Cruzar el collado y seguir de frente (E) para recuperar el sendero, disuelto en el herbazal, y proseguir en travesía algo ascendente hasta un nuevo collado herboso, menos prominente que el anterior, el Cuello Grande ( 1.605 m ). La senda pierde algo de altura y continúa un desarrollo prácticamente horizontal, adhiriéndose a la inclinada ladera y vadeando torrenteras. Al final gira a la izquierda y asciende (N) sobre la loma del Pinarillo ( 1.743 m ) en fuerte rampa colonizada por los erizones y las rocas. Las marcas rojas y blancas y los cairns ayudan a seguir el itinerario que se desvía ligeramente a la izquierda, para alcanzar la cresta divisoria en el collado ( 2.112 m ) que antecede a la cumbre de Fajalata ( 2.156 m ), que queda cercana a la izquierda. Sin ninguna dificultad se sube a ella siguiendo la cresta, cortada brutalmente sobra la vertiente N. ( 2.156 m ).

De vuelta al collado ( 2.112 m ) es posible continuar la marcha hacia Peña Roya ( 2.579 m ), progresando sobre la amplia divisoria hasta topar con el resalte vertical de La Muralla ( 2.339 m ). A la derecha se alcanza una canal fácil que permite coronar la Peña Blanca ( 2.566 m ) y de aquí cruzar a Peña Roya ( 2.579 m ).

Accesos: Santa Elena ( 3h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak