Gora

Forato Os Diaples (2.715 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2011/10/18
Aldatze data
2011/10/18
1
El nombre de Forato os Diaples ( Agujero de los Diablos ), evoca una gran cavidad en la vertiente N. de la sierra de Tendenera, origen de relatos y leyendas que lo señalan como un punto de conexión con un "inframundo" del que emergen demonios voladores. La cueva se encuentra en la parte superior de un gran corredor pedregoso, nivado la mayor parte del año, dominado a la derecha por el Mallo de las Peñas o Mallo As Peñas, también denominado Mallo de las Peñas de Gavín ( 2.662 m ), y a la izquierda, por la Peña o Mallo Forato, o Peña Forato os Diaples ( 2.715 m ), que toma el nombre, por tanto, de la vistosa cueva. Esta cumbre posee una cara N. de gran envergadura, de las de mayor longitud de los Pirineos. Pese a todo se ha mantenido bastante al margen de los escaladores. Hasta épocas relativamente recientes sólo un par de itinerarios surcaban estas paredes, pero algunos alpinistas han redescubierto este espacio añadiendo algunas pocos vías más. En cualquier caso es una cumbre muy poco frecuentada, al encontrarse en una situación apartada y sus vías de ascensión no son evidentes. Ninguna de las ediciones de los diferentes mapas acierta a trazar el itinerario verdadero de acceso, por ninguna de sus dos vertientes.

El acceso a la cavidad, al verdadero Forato os Diaples, es factible y se realiza sin demasiadas dificultades encaramándonos al corredor N., abierto por encima del primoroso rellano del Rincón del Verde ( Rincón dero verde )(F+). En la vertiente S. existen también entradas a una cueva suspendida por encima del abismo de la cavidad N.

Desde San Bartolomé de Gavín (F+)

La vertiente S. proporciona la vía normal de acceso a esta agreste cumbre.

Iniciamos la marcha junto a la carretera de acceso a la ermita mozárabe de San Bartolomé ( 1.105 m ). En lugar de transitar la larga pista desde su inicio ( cerrada con cadena ), un poco antes de la última curva que nos deposita al pie de la iglesia, tomamos un sendero balizado con hitos permite cruzar la espesura del bosque para salir a la pista muy cerca del collado de Coechas ( 1.378 m ).

Continuamos la marcha por la pista que ahora, tras una marcada lazada hacia la izquierda, se orienta (N) paralelo al barranco del Infierno. Se gana altura suvamente hasta alcanzar un cruce, donde proseguimos de frente, ahora en leve pero continuado descenso en busca del cauce del torrente. Al alcanzarlo se cruza un portillo metálico ( 1.412 m ) y nos amparamos en el cobijo de un sombrío hayedo que acompaña al tramo de camino que se dirige hacia la cercana Cabaña de Gavín ( 1.480 m ). La pista sigue la marcha cruzando el río que desciende del barranco de Artica Gayola y conduce tras unas lazadas más a la cabaña superior del Puerto de Gavín ( 1.595 m ).

Desde este lugar subir al NE, remontando el pastizal del Puerto de Gavín, dejando a la izquierda el largo contrafuerte que se desprende del Mallo de las Peñas ( 2.662 m ), para subir luego (N), en dirección a la cumbre. Buscaremos dejar ligeramente a la izquierda el circo que forman las cumbres del Mallo de las Peñas ( 2.662 m ) y el Forato os Diaples ( 2.715 m ), en cuya parte superior aparece cerrado por una muralla dominada por un cresterío muy recortado, bajo el cual se abren los ojales naturales que atraviesan la banda caliza de la sierra de lado a lado.

Justo a la derecha, de ese circo, a la izquierda de la vertical de la cumbre ( 2.450 m ), se puede identificar una pequeña chimenea rocosa bajo una pequeña aguja cuya superación (II) constituye en único obstáculo del itinerario. Se accede a una terraza horizonal herbosa que nos lleva hacia la derecha, para luego trepar en diagonal ascendente sobre terreno semiherboso (I). De este modo nos situamos unos 200 m. por debajo y en la dirección de plomada de la cima. Subir hacia la izquierda buscando el terreno más herboso y sencillo (I) y salir al cresterío al W. de la cercana cima. Girar finalmente a la derecha para dirigirnos por él, coronando primero una antecima caliza, y, poco después, la cumbre, que aunque se observaba calcárea en toda su dimensión desde abajo, resulta ser de tonos rojizos ( 2.715 m )(F+).

Desde Hoz de Jaca (PD)

En Hoz de Jaca ( 1.279 m ) una pista se encarama en 8 Km. a lo alto de las instalaciones de la estación invernal de Panticosa. La subida a pié, marcada con hitos, va cortando el carretil en varios puntos, y nos sitúa en un collado ( 1.875 m ) ligeramente por encima del área de Petroso ( 1.865 m ). Un desvío a la izquierda permite acceder a la telecabina, mientras que ls pista de frente bordea la vertiente N. del monte Mandilar ( 2.211 m ) y se bifurca un poco más arriba en dos ramales, el que se dirige al Ibón de Asnos ( 2.060 m ) y el que conduce a los telesillas ubicados sobre el Ibón de Sabocos ( 1.905 m ). Tomando esta segunda opción, tras un ascenso ( 1.985 m ) y una nueva bajada se conecta con una senda balizada como P.R. que nos acerca al maltrecho refugio de Sabocos ( 1.905 m ), plantado frente a la hermosa laguna verdeazulada.

Continuar la marcah siguiendo la senda que remonta el paztizal que nos separa del Cuello de Sabocos o del Verde ( 2.090 m ), al pie de la Montaña del Verde ( 2.295 m ). Desde aquí, el sendero comienza a cruzar el llamado Rincón del Verde, dando acceso al collado ( 2.065 m ) al pie del redondeado Cerro del Morral ( 2.129 m ) para perder altura al refugio del Rincón del Verde ( 1.915 m ) y, seguidamente, al valle de La Ripera.

No obstante, con objeto de perder tanta altura, sólo vamos a seguir la senda algunos centenares de metros. Cuando inicia un descenso más acusado, nos apartamos a la derecha y cruzamos la ladera en ligero ascenso buscando en la parte izquierda un paso abierto en una muralla rocosa de poca altura. Esta muralla, al principio, muy baja, corre en dirección E. ganando cada vez más caída sobre el Rincón del Verde, por lo que resulta importante evitarla en este tramo inicial, donde es poco patente. Continuar entonces, sobre una gran terraza, al principio, herbosa, tomando como referencia un resalte en el borde de entrada a la canal N. por la que discurre la ascensión. Más adelante se cruza terreno más pedregoso e incómodo y se alcanza una loma, que esconde al otro lado, un pequeño circo cubierto por la glera. Debemos atravesar este incómodo terreno hacia un gran bloque situado a nuestra altura, y efectuar un leve descenso para ganar el labio de entrada al corredor. Tras rodear el espolón se penetra de lleno en el mismo. En la parte superior de la muralla es bien visible el Forato os Diaples ( 2.450 m ). Al pie del mismo las pedrizas son incómodas e inestable y perdura un nevero. Para llegar a la cueva resulta más cómodo, bordear el nevero por la derecha y luego subir por una pedriza más fina y fastiosa al encuentra de la base de la canal que nos orienta a la cavidad. Acceder a ella es sencillo pero el terreno, muy inestable, se halla formado por piedras y cantos que son difíciles de contener a nuestro paso (F+).

Si nuestro objetivo es la cumbre, en cambio, iremos cruzando el pedregal dejando el nevero a la izquierda para aproximarnos a la base de la cara NW, cortada por varios espolones y canales. La vía normal no es evidente de encontrar. Se trata del corredor que aborda la parte central de la pared, a la derecha de otro que posee un gran bloque empotrado.

El inicio de esta canal es un muro tumbado pero pulido con presas redondeadas pero muy buenas (III). Superada esta dificultad, nos apratamos del corredor NW por la izquierda, ya que su escalada es más complicada, y buscamos el terreno más estable y sencillo para progresar (II) y desembocar en un collado entre la punta N. y la cota principal. Entonces se puede rodear ligeramente por la izquierda una arista por pedrizas y coronar la cresta principal, que conduce tras al paso de una antecima a la cúspide del Mallo Forato o Forato os Diaples ( 2.715 m )(PD). El descenso por la misma vía requiere precauciones para seguir el itinerario idóneo, especialmente para evitar la parte superior del corredor NW Deberemos seguir nuestros pasos y al llegar al estrechamiento de entrada a la canal montar un rápel para facilitar el descenso.

Corredor NW (AD)

La aproximación e inicio del itinerario es idéntico a la vía anterior, pero tras salvar las dificultades de entrada al corredor (III), nos mantendremos siempre sobre el mismo. Tras un tramo sencillo, se llega a un nuevo resalte vertical que en invierno forma una cascada de hielo. Escalar ese resalte (III) y seguir el corredor que sigue hacia la izquierda. Más arriba se estrecha formado un diedro (III) y alcanza una barrera que tras superarla (III) nos coloca en un cómodo rellano. A la izquierda, se podría abandonar la canal, pero seguimos ascendiendo por su fondo sin demasiadas complicaciones (II+) hasta situarnos al pie de un resalte de granito en la parte superior. Dirigirse hacia el mismo, hasta situarnos junto a su pequeña panza de bloques sueltos. Por la izquierda una corta escalada vertical pero buena (III+) permite superar esta dificultad.

Por encima de este obstáculo, podríamos abandonar el itinerario hacia la izquierda y acceder al collado con la punta N. Persistimos en seguir el corredor, que ahora transita terrenos calcáreos. Cruzamos hacia la derecha y nos elevamos junto a una pequeña arista (II) hasta ganar el contrafuerte NW Trepando por el mismo salimos a la cresta principal y recorriéndola hacia la izquierda a la cima del Forato os Diaples ( 2.715 m )(AD).

Accesos: San Bartolomé de Gavín ( 4h 45 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak