Gora

Orchilla, Montaña de (208 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Sarrera data
2011/12/13
Aldatze data
2011/12/13
4
El despoblado territorio suroccidental de la isla de El Hierro es un espacio árido y salvaje, formado por laderas de gran inclinación salpicadas de extintas calderas volcánicas y cubiertas de materiales eruptivos y derrames lávicos. Su visión recuerda a un paisaje lunar y produce sensaciones encontradas de belleza y devastación al mismo tiempo. En estos solitarios parajes destaca la Montaña de Orchilla (208 m), con sus tonos rojizos y negros contrastando con el azul del Atlántico. En el entorno se encuentran también otros lugares y elementos de interés como el Monumento al Meridiano y el Faro de Orchilla.

El topónimo Orchilla proviene de un líquen así llamado que se desarrolla principalmente en escarpes y acantilados expuestos al salitre y la humedad marina. Se empleaba antiguamente como colorante textil tras un proceso químico en el que se usaban orines para la fermentación. La recolección de orchilla era una tarea ardua y muchas veces peligrosa ya que el lento crecimiento del líquen, unido a su sobreexplotación, hacía que los orchilleros tuvieran que buscarlo en zonas cada vez más inaccesibles, descolgándose con sogas por los acantilados o superando riscos por pasos bastante comprometidos, lo que en ocasiones daba lugar a accidentes de fatales consecuencias. La competencia de los tintes sintéticos, más rentables, propició la paulatina desaparición de este arriesgado oficio de orchillero, al que también se dedicaban algunas mujeres.

Desde el collado N. (cruce Monumento al Meridiano-Faro de Orchilla)

El sendero GR-131que atraviesa diagonalmente la isla de El Hierro se divide en su extremo SW en dos ramales que se dirigen, uno hacia el Faro y el embarcadero de Orchilla y otro hacia el Monumento al Meridiano. El lugar donde se separan los dos tramos coincide con el collado N. de la Montaña de Orchilla (208 m), punto donde se inicia la ascensión a este atractivo volcán que posee un doble cráter.

Para llegar al collado N. (144 m) tenemos dos opciones. La más recomendable es bajar caminando desde la ermita Nuestra Señora de los Reyes (696 m) siguiendo el sendero balizado GR-131 o Camino de la Virgen. En este caso hay que tener en cuenta que a la vuelta nos tocará recuperar los 550 m que previamente hemos descendido, o un desnivel aún mayor si visitamos también el Faro y/o el Monumento al Meridiano. La segunda opción es acceder en vehículo desde la citada ermita por una carretera estrecha y sinuosa que en su tramo final hacia el Faro se transforma en una pista de tierra. En el punto de separación de las dos variantes del GR-131 hay sitio para aparcar (144 m).

Desde el collado nos dirigimos directamente hacia el S., por terreno llano, hasta la base de la zona rocosa de la montaña y ascendemos entonces por un corredor (SW) que deja a la derecha un contrafuerte pétreo algo más elevado. Intentando evitar los tramos con piedra suelta subimos caminando entre rocas sin mayores complicaciones hasta alcanzar el borde del cráter oriental de Orchilla, desde donde progresamos hasta el punto más elevado de la montaña, situado en la franja de unión de las dos bocas (208 m)(0,15). Cerca, en una posición algo más baja (SW) se encuentra el vértice geodésico de Orchilla (199 m).

Se puede rodear completamente el cono oriental por el filo superior, obteniéndose buenas vistas tanto del interior del cráter rojizo como de las laderas de El Julán y del tranquilo Mar de las Calmas con la Punta de La Restinga al fondo.

Desde la ermita Nuestra Señora de los Reyes

Partiendo de la ermita Nuestra Señora de los Reyes (696 m), patrona de la isla, no hay más que seguir las balizas del GR-131 hacia el Faro de Orchilla para enlazar con el itinerario anterior en el collado N. (144 m)(1,15) y coronar desde allí la Montaña de Orchilla (208 m)(1,30)

Faro de Orchilla

Tras bajar de la Montaña de Orchilla se puede continuar por la pista de tierra hasta el Faro de igual nombre que guía a los marineros señalando el límite suroccidental de la isla, allá donde antiguamente finalizaba el mundo conocido y comenzaba el mar de las tinieblas y de los monstruos. Cerca del Faro, en el borde de la plataforma costera, encontramos la Cruz del Navegante y un recuerdo a Carmelo Heredia, el farero que encendió por primera vez la luz del fanal de Orchilla. No muy lejos se localiza la entrada a un tubo volcánico que, con ayuda de una linterna, se puede recorrer con bastante comodidad durante unos 160 m, saliendo por el extremo opuesto.

Monumento al Meridiano

Desde el Collado N. podemos también tomar el ramal del GR-131 que lleva al Monumento al Meridiano en apenas 20 minutos. El sendero desciende un tramo por pista y luego se introduce en una especie de barranquera que transcurre entre vistosos conos volcánicos de diversas tonalidades y grandes extensiones de lapilli donde parece increíble que pueda crecer la vegetación. El monumento es un sencillo prisma de hormigón con un globo terráqueo y una placa recordando que el Meridiano de El Hierro fue origen de longitudes en las cartografías de varios países europeos hasta el S. XIX. Se señala también que se está en la más occidental tierra española, si bien los más puristas deberán desplazarse unos 900 m en dirección a la punta del Borque del Barbudo (NW) si realmente quieren pisar el punto más occidental del territorio estatal. El terreno circundante es un malpaís tortuoso y quebrado por lo que el tránsito fuera de sendero hacia el Barbudo es bastante laborioso.

Accesos: Ermita de los Reyes (1h 30 min); Collado N. (15 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak