Gora

Ferreras, Pico (2.643 m)

remove-icon
Andres Lekuona
remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2012/03/08
Aldatze data
2012/03/08
4
Al norte del collado de Tendeñera se extiende un largo cordal que de norte a sur va dando forma a sucesivos valles, circos y mallatas. Los picos de Ferreras se alzan entre los collados de Espelunz y Fenes, presentando dos picos bien diferenciados. El pico S. conocido como peña Ferreras ( 2.614 m ) y el pico N. llamado pico Ferreras ( 2.643 m ). Junto con los picos de Baldairán y Catieras, el pico Ferreras da forma por el W. a una bella cubeta glaciar donde reposan las aguas del ibón de Catieras, desde el cual la cumbre se muestra desafiante.

Desde Panticosa (F)

Pasado el K.4 en dirección a los Baños de Panticosa, una pista nace a la derecha que tras cruzar el barranco de Caldarés nos deposita en el área de Selva Plana, también conocido como Lasaplana. Situados en Lasaplana ( 1243 m ) tomamos el ramal en forma de pista que por la izquierda y de forma ascendente va ganando altura tras sucesivas lazadas sobre el barranco de Bolática. Esta pista se encuentra restringida por lo que deberemos de transitar sobre ella caminando, debiendo de recorrer unos 4 kilómetros hasta situarnos bajo el cuello de Yenefrito, un paraje fácil de reconocer por el llamativo dedo de Yenefrito.

A los 1.473 m de altitud, tras cruzar el puente de Laulot, y bajo la costera de Yenefrito abandonamos la pista por una senda bien marcada que en dirección E. va ganando altura sobre prados salpicados de Boj hasta alcanzar el cuello de Yenefrito ( 1.792 m ), sobre el cual se alza el vistoso dedo de Yenefrito. Continuamos la ascensión y tras dejar atrás el refugio de Yenefrito ( 1.842 m ) alcanzamos la mallata de Yenefrito, lugar donde confluyen los barrancos de Laulot y Catieras. En este punto y tras cruzar el barranco de Laulot ( 1.874 m ) la senda va ganando altura por la margen izquierda del barranco de Catieras, abandonando éste último para buscar un paso más accesible bajo una vistosa peña en el paraje de La Avanzada ( 2.060 m ). Aquí la senda nos ofrece un respiro y en suave pendiente nos deposita en el desagüe del ibón de Catieras ( 2.250 m ) un paraje idílico y solitario sobre el cual se alza esbelta la cumbre de Ferreras. Por la vertiente norte del ibón, bajo la cumbre de Catieras, dirigimos nuestros pasos hacia el collado de Espelunz ( 2.443 m ) desde el cual afrontaremos la última parte de la ascensión. Existe la posibilidad de continuar por suaves prados hasta ganar el collado W. de Ferreras y desde allí ganar la cima o realizar la ascensión recorriendo su arista N., fácil y sencilla que carece de cualquier dificultad, realizándola en época estival. Bordeando un primer resalte rocoso por su vertiente E. nos encaramamos a la parte más alta del cordal hasta ganar una primera cota ( 2.552 m ) desde la cual podremos observar in situ la cara N. del pico Ferreras. Un breve descenso ( 2.527 m ) para recorrer toda la arista N. hasta situarnos en la cima ( 2.643 m ), desde la cual se obtiene una bella panorámica de los macizos de Vignemale, Monte Perdido y la cercana sierra de Tendeñera.

Arista S. (PD+)

Iniciando la marcha en el mismo Panticosa ( 1.184 m ), cruzamos el puente sobre el río Bolática y nos dirigimos a la izquierda hacia la instalación del telecabina para tomar el sendero que comienza tras él y señalizado como ?La Ripera ? Ibón de Sabocos ?, ascendiendo sobre la orilla derecha del torrente. A los cinco minutos existe un cruce de sendas, siendo ambas válidas para nuestros propósitos. La de la izquierda desemboca en la pista de La Ripera, en el paraje del Patro de Egena ( 1. 405 m ), por la cual seguiremos hasta el puente de Laulot ( 1.473 m ). Poco después de cruzarlo se encuentran los hitos que marcan la entrada hacia el barranco de Yenefrito. La otra opción que se ha indicado llega a este lugar por la margen contraria del Bolática, cruzando prados y bosques, para cruzar el río por un puente no lejos del primer refugio de La Ripera. En este caso, deberemos desandar algunos centenares de metros por la pista hacia Panticosa, para alcanzar el sendero de Yenefrito antes del puente de Laulot.

El sendero sube bajo el curioso dedo ( 1.808 m ) al cuello de Yenefrito ( 1.792 m ), continuando luego al cercano refugio ( 1.842 m ). Más adelante se cruza el arroyo, y la senda, bien marcada asciende serpenteando por el paraje de La Avanzada, hasta llegar al Ibón de Catieras ( 2.250 m ). Lo bordearemos y desde su extremo N. ( 2.244 m ), dejando a un lado la ruta al collado de Espelunz ( 2.443 m ), subiremos en dirección SE, cruzando un arroyo que da paso a pedrizas más o menos estabilizadas que conducen el cuello de Ferreras ( 2.554 m ), entre las dos cimas.

La arista S. del Pico Ferreras ( 2.643 m ) se muestra fiera y poco amigable desde el collado. La enfilaremos directamente cabalgando sus primeros metros, fáciles (I) hasta situarnos al pie del tramo más vertical de la ascensión, formada por un par de estrechas chimeneas. Superando la de la derecha (II+) se continúa la progresión por el filo (II) hasta desembocar en una antecima ( 2.637 m ). Tras el descenso a un pequeña horcada, unos últimos resaltes (II) conducen a la cima del Pico Ferreras ( 2.643 m )(PD+).

El descenso se puede realizar por la misma vía, o por la arista N. hacia el collado Espelunz ( 2.443 m ), o aún más fácil, al collado NE ( 2.546 m ) para luego bajar al collado Espelunz por debajo de esa arista, y retornar al lago de Catieras ( 2.244 m ).

Corredor W. (PD-)

En el lado derecho de la cara W. existe un corredor de derrubios que permite ascender sin grandes dificultades al último tramo de la arista S., situándonos sobre su sección más vertical. Colocados en el filo, sólo quedará recorrer un breve tramo de cresta, destrepando desde la antecima a la pequeña brecha que antecede a la cima del Pico Ferreras ( 2.643 m )(PD-).

Accesos: Lasaplana ( 4h ); Panticosa ( 4h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak