Gora

Track section

Viaña - Alto de la Zarzamorosa - Renedo de Cabuerniga
Javier Tezanos Díaz
Idazte data
2019.eko abenduak 27a
Kargatze data
2019.eko abenduak 27a
Iraupena
07:11
Etendako Denbora
Ez dago definituta
Visto
10608 aldiz
Zarata Maila

Irudiak

Viaña - Alto de la Zarzamorosa - Renedo de Cabuerniga

La marcha que se describe recorre un tramo de la Ruta de los Foramontanos, que recibe este nombre por ser el que recorrieron las gentes de esta zona central de Cantabria cuando marcharon a repoblar Castilla en el siglo IX. La palabra foramontano se deriva de las latinas “foras monte" = “fuera de la montaña”.

Esta emigración fue propiciada por el rey Ordoño I, en el año 860, que decidió repoblar las ciudades desiertas de la cuenca del Duero, cuando todavía Castilla no era conocida como tal. Este camino, que comenzaba en Cabezón de la Sal, recorría el Valle de Cabuérniga para después subir a Los Tojos y Colsa. Continuaba por Venta Vieja, el Puerto de Palombera, atravesaba el valle de Campoo por Espinilla y pasaba por el Puerto de Somahoz a Brañosera y Aguilar de Campoo.

Aunque este camino reciba este nombre y se pusiera de moda en la alta edad media, su origen es pre-romano, siendo posteriormente muy utilizado por los romanos para el trasiego de sal, desde las minas de Cabezón de la Sal (la palabra “cabezón” proviene de la medida que usaban para el comercio de este preciado bien). Posteriormente a todas estas épocas lo recorrió Carlos I (se le conoce más por el ordinal V, pero éste correspondía a Alemania, no a España) cuando llegó por primera vez a España (siendo atacado por una “plaga” de pulgas en su pernocta en los Tojos, por ello en su segundo viaje recaló en el puerto de Laredo). En la última etapa de utilización durante los siglos XVIII y XIX se denominó camino real, que quedó en desuso a comienzos del siglo XX, cuando se abrió la carretera actual que pasando por Saja y el Puerto de Palombera llega a Espinilla.

Este hecho, unido a la emigración de finales de los años 50, dio como resultado que en los años 60 el pueblo de Llendemozó quedase despoblado. Hoy, este pueblo ha recuperado algo su actividad debido a la restauración de alguna casa para uso vacacional y a la recuperación de la romería (14 de agosto) en la Ermita de San Antonio, también reconstruida.

Itinerario

La salida se realiza desde Viaña (456 m). Tomando como referencia el asubiadero del autobús, se irá en dirección (SE), opuesta a la llegada desde Renedo de Cabuérniga, e inmediatamente se encontrará una bifurcación, tomando el ramal de la derecha. Se sigue subiendo hacia el S y al llegar junto a un silo, se tomará el camino de hormigón que hay junto a él (izquierda), que muy pronto se introduce en un bosque de robles y castaños.

Después de unos zigzags por la ladera O de la profunda vaguada formada por el cauce del Vado del Monte Alante, el camino vira al O, sale del arbolado y se mete en el Valle de los Bueyes, donde después de un cerrado torno rodea un pernal para volver al valle anterior y alcanzar el Alto de la Silla (846 m) (queda a la izquierda un poco por debajo). Desde aquí el camino sube suavemente hacia el Collado de La Perroiz (865 m).

Un poco ante de llegar a este collado se tomará una desviación a la derecha, hacia un cerrado del ganado, pero sin llegar a él se seguirá por una senda poco marcada que sube directamente (O-NO) por el pernal, que baja del Alto de Zarzamorosa, hasta alcanzar su cumbre (952 m).

Desde el Alto de Zarzamorosa se tienen unas magníficas vistas de la Sierra de Peña Sagra (O) y de la del Cordel (S). En esta misma dirección, pero en primer plano, se ven los pueblos de Colsa y Los Tojos. Este cordal, que corre de E a O, separa las vertientes de los ríos Argoza (S) y Viaña (N), siendo su cumbre más occidental el Pico El Cueto
(840 m). Después de esta Vista al O desde el Alto de la Zarzamorosa, en primer lugar el altura se termina este cordal, cordal con el Pico el Cueto y al fondo la Sierra de Peña Sagra. bajando su ladera NO hasta el valle, justo a la altura de Renedo de Cabuéniga.

La bajada se hace directamente por la zona herbosa de esta cumbre, hacia el S, hasta alcanzar un camino que baja por el pernal S de ese alto. Al llegar a una collada (848 m), que hay en una braña, se tomará una pista que sale a la derecha (NO) que contornea la Canal del Conchoso. Un poco más adelante se bajan unos zigzags, para continuar otro tramo de ladera y llegar a las casas del Barrio de Arriba (490 m) de Correpoco.

Enseguida se llega a las casas más altas del Barrio de Abajo de Correpoco. La primera edificación que se encuentra (a la izquierda) es un restaurado lavadero. Sin embargo, no se entrará dentro del caserío, pues se tomará un camino (derecha, O), que pasa por encima de la primera casa y se mete entre árboles. En este cruce hay tres postes de dirección, dos de ellos indican el camino a Llendemozó. Durante un buen rato el camino se mantiene predominantemente llano, mientras ladea la falda del Pico El Cueto, con el Valle del Río Saja justo debajo, aunque en pocos puntos se puede ver, debido a los árboles que pueblan todo el camino.

Al pasar por uno de los puntos de este tramo, en que la ruta sube un poco, se pasa junto a las ruinas de unas casas (513 m), que se encuentran justo encima del pueblo de Fresneda. Un poco más adelante se llega a Llendemozó (495 m, en la primera casa restaurada que se encuentra), un pueblo deshabitado, con parte de sus casas derruidas, aunque otras rehabilitadas. Éstas se encuentran desperdigadas junto al camino, con la iglesia (ermita de San Antonio) hacia el centro de las mismas.

Según comentan los antiguos moradores del pueblo su verdadero nombre es Llandemozó, de hecho, así lo constataba un cartel que había hasta no hace mucho a la entrada. Esta gente mayor que moró en el pueblo cuenta la siguiente historia, que daría explicación al nombre: “Caminaban un viejo y un mozo por esta zona del camino foramontano cuando el mozo se quedó rezagado, entonces el viejo, que le precedía, le instó a que caminase diciéndole: ¡Llanda! ¡Llanda, mozo!”.

Después de pasar las primeras casas la pista da una amplia curva a la derecha y en ella hay un camino que sale a la derecha y sube a la Ermita de San Antonio (110 m desde la carretera). Este edificio, que no se ve desde el camino por estar rodeado de árboles, tiene una factura de los siglos XVII y XVIII aunque es muy probable que su primera construcción fuese mucho más antigua. En el interior se encuentran restos de un retablo con madera policromada.

A partir de aquí el camino comienza la bajada final hasta Renedo. En este tramo, ya asfaltado, se seguirá siempre de frente obviando las salidas a izquierda y derecha. La última casa de Llendemozó, sita en la zona de La Acebosa (475 m), es conocida como “Casa Blasonada”, por lucir en su fachada un escudo perteneciente a las casas de Cossío y Terán.

Después de un primer zigzag, se entra en un pinar y se pasa otro zigzag, para enseguida alcanzar la carretera SV-2034, que va de Renedo a Viaña. Aquí se irá a la izquierda para inmediatamente llegar al Puente las Trechas (281 m), sobre el Río Saja y seguir de frente hasta Renedo de Cabuérniga (282 m).

Javier Tezanos

11-12-2019

Literatura consultada

1. http://laocaeneloceano.blogspot.com.es/2012/03/llendemozo-en-el-valle-de-cabuerniga-es.html

2.  http://lacuevadeltasugo.blogspot.com.es/2012/03/camino-de-llendelmozo.html

Iruzkinak