Gora

Track section

El Cable - Cabaña Verónica -Torre Blanca
Javier Tezanos
Idazte data
2014.eko uztailak 9a
Kargatze data
2014.eko abenduak 20a
Iraupena
02:45 (estimada)
Etendako Denbora
Ez dago definituta
Visto
14578 aldiz
Zarata Maila

Irudiak

El Cable - Cabaña Verónica -Torre Blanca

Si bien Peña Vieja (2614 m) suele ser considerada el techo de la región de Cantabria, el punto más elevado del territorio regional está realmente en la cumbre de Torre Blanca (2617 m), que es unos metros más alta que la anterior, si bien no es una cima tan importante y se comparte con León.

Torre Blanca (2617 m) se sitúa en uno de los extremos del macizo del Llambrión (2642 m). Destacan en él las siguientes elevaciones, todas ellas por encima de los 2600 m: Torre Blanca (2617 m), Torre Sin Nombre (2638 m), Tiro Tirso (2639 m), Torre Casiano de Prado (2613 m), Llambrión (2642 m), Torre de las Llastrias (2603 m) y Torre de la Palanca (2609 m), constituyendo la mayor concentración de cimas por encima de esta cota en los Picos de Europa. De todas ellas las más destacables son Torre Blanca, el Llambrión y la Torre de la Palanca. Debido al relieve tan accidentado que presenta la cresta que une todas las cimas del macizo, la travesía entre picos entraña una dificultad técnica nada desdeñable. La cresta Torre Blanca-Llambrión fue realizada por vez primera en 1950 por A. Faus y J. Papló y tiene la catalogación global de A.D. sup.

La ascensión a Torre Blanca por la vía normal no presenta pasos difíciles y, al mismo tiempo, es un buen ejemplo de lo que es una cima en Picos de Europa. El caótico relieve, los fortísimos desniveles, las depresiones cerradas, la ausencia de agua y vegetación, etc. dotan a estas cimas de una personalidad característica. En Picos de Europa, perder la ruta puede significar encontrarse con un cortado abismal o meterse en un lapiaz de incomodísimo tránsito. El riesgo de enriscarse siempre está presente y Torre Blanca no es una excepción.

En la ruta de Torre Blanca se encuentra el pequeño refugio de Cabaña Verónica (2325 m), el más alto de Picos. Situado en una prominencia, bien visible y a salvo de los aludes, aunque sólo tiene una capacidad de 6 plazas.

Recorrido

Fuente Dé (1100 m) es un anfiteatro rocoso formado por las glaciaciones del cuaternario. Este gran pozo excavado por la erosión está rodeado de grandes moles calizas. Por el O emergen Peña Remoña (2247 m), formada por tres imponentes torreones, y el Pico de la Padiorna (2319 m), formando entre ambos la feraz Vega de Liordes, a la que se accede subiendo los inmisericordes Tornos de Liordes. Al E, se encuentra el Pico Valdecoro (1841 m), que separa esta vía hacia el corazón de los Picos de Europa de la que arranca desde Espinama hacia Áliva.

La marcha comienza una vez que se ha ascendido al Cable (1834 m), la estación superior del teleférico. Junto a ésta hay una plataforma metálica construida en el Mirador de Lloroza, que permite asomarse al vacío. Este balcón sustituyó a otro más pequeño construido entre los años 1945 y 1946. El nombre de “El Cable” que se da al Mirador viene de la época en que la Real Compañía Asturiana de Minas bajaba por este sitio los cubos de mineral de calamina, que por aquel entonces se extraían de las minas de Altaiz y Fuente Escondida. Para ello se servía de un cable doble, instalado en 1903.  

Se toma la pista que sale de la misma estación (N), que discurre rodeando la peña de La Sierruca (1957 m) (a la derecha), hasta llegar a la Horcadina de Covarrobres, donde se une con la que viene de Áliva. Aquí se toma el ramal de la izquierda (NO) hacia el interior del Macizo Central por las estribaciones de Las Agujas de Tajahierro (a la derecha, N), que desde la Horcadina de Covarrobres se alinean formando una cresta que ascienden hasta la cara S de Peña Olvidada (2406 m), que es el contrafuerte S de Peña Veja estando unidas ambas crestas. Su peculiar nombre se debe a causa de que durante mucho tiempo no se le prestó mucha atención dada la presencia más importante de su vecina Peña Vieja, una de las montañas más altas de los Picos de Europa. Actualmente no sucede lo mismo ya que el marcado carácter de inaccesibilidad de varias de sus vertientes, sobre todo la de su amplia pared SO, con sus 450 metros de caída, la hacen ser una de las murallas de escalada más apreciadas de los Picos.

Se continúa llaneando mientras se bordean los Hoyos de Lloroza, una depresión cerrada en forma de cráter (conjunto de pequeñas depresiones que aumentaron sus diámetros hasta quedar fusionadas) en la que en su fondo se esparcen un puñado de pequeñas lagunas llamadas Pozos de Lloroza de origen glaciar (cuatro en total), que suelen estar secas por el verano. En el fondo de este hoyo se ubicaban los barracones mineros de la Mina de Altaiz.

Enseguida se llega a la encrucijada conocida como La Vueltona, donde la pista cambia bruscamente de dirección describiendo una pronunciada curva a la izquierda, que lleva hasta las antiguas Minas de Altaiz, nombre que reciben porque se explotaban al pie de la cara NE de la Torre de Altaiz (2335 m). Ésta es la primera cumbre del largo cordal que se prolonga (NO) hasta la Torre del Llambrión, que después se alinea hacia el NO, siguiendo con la Torre del Hoyo Oscuro (2429 m), que recibe el nombre del pequeño hoyo situado al S de su cumbre, el Pico Madejuno (2509 m), cuya parte alta está formada por una larga cresta que sin perder mucha altura llega hasta Tiro Llago (2561 m), seguido de Torre Blanca (2617 m) y finalizando con Tiro Tirso (2641 m).

En la Vueltona se deja la pista para seguir por una estrecha y empinada senda bastante bien marcada, conocida como Sendero Bustamante (en honor del fotógrafo y montañero Eusebio Bustamante), que asciende por los canchales y derrubios de la vertiente SO de Peña Vieja (2614 m).

El camino gana cómodamente altura, primero de ladera, entre los impresionantes escarpes que bordean la depresión conocida como Jou Sin Tierra (a la izquierda). Enseguida la pendiente se va acentuando formando un zigzag entre grandes bloques de piedras y al alcanzar la altitud de 2220 m, justo debajo de una llamativa aguja conocida como Aguja de Bustamante, se encuentra un nuevo cruce de caminos, en el que el ramal de la derecha se dirige a Peña Vieja a través del Collado de la Canalona, mientras que el de la izquierda (que hay que seguir) recorre las vertientes S y O de la Torre de Horcados Rojos (2503 m), inconfundible por el tinte bermejo de su masa caliza, y conduce al collado del mismo nombre.

La senda, después de pasar un rellano, baja unos metros para pasar una depresión y vuelve a subir para llegar a un collado (2273 m), al pie de la gran pared rocosa de la cara S de la Torre de Horcados Rojos (2506 m), donde se encuentra (izquierda) la desviación que lleva al refugio-vivac de Cabaña Verónica (2325 m), formado por la cúpula semiesférica del portaaviones “Palau”, cuyo brillo metálico destaca desde cualquier punto de los alrededores. En el collado se toma el sendero de la izquierda para alcanzar en unos minutos esta famosa cabaña.

El origen de ésta, sita al pie del pico Tesorero, encima de Hoyos Negros, en el macizo central de los Picos de Europa, procede de una torreta del portaaviones “Palau”, desecho de la guerra de Corea, desguazado en Santurce en 1950-53. El entonces presidente de la Federación Española de Montañismo, don Julián Delgado, a instancias y sugerencias del ingeniero don Conrado Sentíes, decidió aprovechar esos materiales para un refugio. El lugar de la instalación lo decidieron los montañeros cántabros Alfonso Alonso, Julio Casar y Francisco Soberón. Las piezas fueron transportadas a lomos del famoso caballo “Rubio”, de Esteban Cabeza, de Cosgaya. El montaje duró dos semanas y lo efectuó Angel Gutiérrez del Río, de Potes, siguiendo la técnica de los “igloos”, siendo inaugurado el 13 de agosto de 1961 El nombre de Verónica tiene por origen el ser este el nombre de una hija de don Conrado Sentíes.

Desde allí se continúa (O-NO) subiendo por el espolón sobre el que se asienta el refugio hasta su punto más alto (2367 m), para bajar a la derecha a un collado (2357 m), que une la cota anterior con el Pico Tesorero. En este tramo la senda es bastante difusa y los hitos que jalonan el camino son de gran ayuda. A partir de ahora, sin embargo, el camino            es        algo     más     evidente, rodeando por el N (derecha) la gran hoyada de Hoyos Sengros (2273 m, en su punto más bajo). En este tramo el        camino            discurre predominantemente plano, aunque con continuas subidas y bajadas, hasta  alcanzar Collada Blanca (2372 m), también conocida como Garganta del Hoyo Grande.

Desde esta collada se ve, a la derecha (O) el Hoyo Trasllambrión, en cuya dirección se ve un camino que no se debe seguir, pues se dirige al Llambrión (O-SO) y al Hoyo Grande Bajero (NO). De frente y a ese lado (O-SO) se ve la alineación del Llambrión, alta y recortada, que continúa a la izquierda (SE) con los picos Tiro Largo (2561 m) y Madejuno 2509 m). De este cordal, desde Torre Blanca se desprende una arista que llega hasta esta collada, aunque este pico no se ve al estar tapado por el contrafuerte que cae hasta el collado.

Continuando hacia el farallón (SO) se empieza a subir y se verá un bonito camino a la izquierda del roquedo, aunque no hay que hacerse ilusiones de que continúe por mucho tiempo, ya que poco más de 20 m después desaparece y habrá que cambiar de rumbo para subir al NO por un canalillo en el que habrá que trepar algo. Subiendo por éste, siempre muy cerca de la loma frontal de esta arista, se alcanza la cota de 2450 m, donde se continuarán unos 250 m de ladera por un pedregoso camino hasta la altitud de 2505 m. En ese momento se subirá directamente (O) por una pedregosa vaguada hasta lo alto de una horcada en la parte superior (2560 m) del cordal.

En este punto, la ladera de la vertiente de Trasllambrión presenta 200 m de caída casi vertical, aunque la ladera hacia Hoyos Sengros es más suave. A partir de aquí sólo queda subir el tramo final por la cresta (SO), que ofrece algunos resaltes con trepada antes de alcanzar la cumbre de Torre Blanca (2617 m), coronada por dos buzones alpinos.

Las vistas Vistas desde el camino de vuelta: Cabaña Verónica, con el fondo de Torre son especialmente amplias de Horcados Rojos, Pico Santa Ana y Peña Vieja hacia el S, dominándose el submacizo de las Peñas de Cifuentes tras la depresión de Liordes, así como los montes de Riaño y las cumbres del macizo de Fuentes Carrionas. Por ese lado hay un cortado impresionante.

La cumbre de Torre Blanca está en mitad de la crestería del submacizo del Llambrión, por lo que desde ella se tiene una perspectiva privilegiada de la misma. La Torre del Llambrión (2642 m), ya en territorio leonés, es la segunda cumbre de Picos en altitud y se distingue muy bien, hacia el O, por el característico mojón blanco del IGN. No debe intentarse la travesía por la crestería hacia el Llambrión, pues tiene pasos de escalada.

Javier Tezanos

Actualizado 11-09-2019

Literatura consultada

1.   50 Montañas de los Picos de Europa. Las mejores ascensiones. David Atela Romero 

2.  http://worldreflex.wordpress.com/2013/09/23/ascension-a-torre-blanca-2619-m-techo-decantabria-picos-de-europa/

3.  http://www.porpicos.com/ruta.84.torre.blanca.picos.europa.htm

 

Iruzkinak