Ir arriba

Track section

Bargagain
Jesus Suena Rodrigo
Fecha de realización
15 de diciembre de 2019
Fecha de subida
18 de diciembre de 2019
Duración
03:60
Tiempo Detenido
No definido
Visto
14375 veces
Nivel de Ruido

Imágenes

Bargagain

BARGAGAIN (1154) (15 – 12 – 2019)

Situados en el puerto de Urbasa hay aparcamiento en el área de Sorosgain. Allí se encuentra La Casa del Parque-Argibide Zentrua (878). Caminamos por la carretera NA-7182 hasta encontrar a la izquierda el desvío de la Senda de Morterutxo. Es un camino adaptado. Pasa junto a los raíles de un tren maderero, una majada donde medran grandes acebos y llega a un desvío. Por la derecha desciende. Vamos de frente, guiados por flechas blancas y azules. El sendero se interna en el hayedo y coge pendiente. Caminamos sobre la hojarasca que tapa la senda. Tras un tramo más tieso, el camino llega a una zona donde hay muchas hayas deterioradas. Unos metros más arriba está el collado de Bargagain. Allí termina el sendero que sube de Altsasu. Hay marcas blancas y azules y un letrero que indica la dirección a la cumbre. El sendero sigue la loma y llega hasta la roca suspendida coronada por La Cruz de Bargagain (1154). Se sube de frente o bordeando la peña por detrás. Además de la cruz de hierro, hay un vértice y un buzón roto. Continuamos por el cresterio donde los senderos se pierden en un caos de peñas y grietas cubiertas por el hayedo. Avanzamos con paciencia y algún resbalón hasta alcanzar un peñasco llamado Ixuripunta (1137),. Retrocedemos unos metros enseguida un sendero por la izquierda nos invita a adentrarnos en el hayedo. Aceptamos la propuesta para introducirnos en un paraje de ensueño conocido como el hayedo encantado donde las rocas de curiosas formas invitan a dejar volar la imaginación mientras descendemos hacia el valle. Una puerta metálica marca el final del hayedo encantado. Cruzamos un claro y al final del mismo tomamos un camino que nos devuelve al circuito adaptado y a nuestro punto de inicio.
*En el hayedo hay dejarse llevar por la imaginación y con precaución internarse entre las rocas, olvidándose un poco del sendero.

Comentarios