Gora

Montaigu, Pic du (2.339 m)

remove-icon
Mikel Madinabeitia Abadia
Sarrera data
2013/08/23
Aldatze data
2017/11/21
2

El Pic du Montaigu (2.339m) es una cumbre que destaca sobremanera desde la llanura francesa. Es una de esas cimas que llaman la atención desde la lejanía por su esbelta figura y también por su prominencia. Cuando uno avanza por la autopista gala (entorno de Tarbes) siempre aparece en el horizonte junto al Midi de Bigorre, pero tiene más encanto que éste último porque no es una montaña domesticada. Su ascensión, además, es sostenida y presenta mucha variedad en el paisaje: bosques, prados, arroyo, collado, lagos y cumbre.

Su altura no es muy llamativa pero su ubicación un tanto apartada de la cadena axial le confiere un panorama de primer orden, al igual que sucede con otras montañas del mismo estilo del Pirineo galo: Moulle de Jaout, Pic de Gar, Saint Barthelemy... Quizá no sea el objetivo más ambicioso de ningún pirineísta, pero es una montaña elegante, de las que hace ilusión subir porque se ve desde muchos lugares y que recomendamos ascenderla un día claro (viento del este) de otoño.

El Pic du Montaigu cuenta con tres accesos principales: Germs (largo), Hautacam (incómodo porque hay que sifonar) y Ceretou (el más utilizado). Para llegar hasta aquí hay que tomar la carretera que se dirige de Bagneres de Bigorre a Campan y en Beaudean, se gira por la derecha al valle de Lesponne (marcado). Esta vía, asfaltada, termina en la explanada de Chiroulet (bar-restaurante y amplio parking) pero no hay que llegar hasta el final. Un poco antes parte por la derecha una pista (marcado) que penetra en el bosque de Ceretou. En los primeros metros se avanza sin dificultad pero, al salir del bosque (1.050m), la pista se vuelve pedregosa.

Conviene aparcar en los alrededores e iniciar la marcha a pie. Apenas a cien metros se halla la primera bifurcación de la jornada (1.063m), que solventaremos por la izquierda (marcado). A partir de este punto la ruta asciende de forma constante, primero por el bosque y más tarde entre prados, siguiendo siempre las marcas amarillas. Sobre la media hora se arriba a la cabane d'Arrolets (1.296m), que nos puede servir para un apuro.

La trocha, balizada en todo momento, encara a continuación un bello tramo en el que cruza el arroyo en varias ocasiones. Al cabo de un rato divisaremos de frente el col de Tos (1.780m), uno de los puntos claves de la excursión. La senda se dirige a él por fuerte pendiente y un nevero tardío suele cubrir los últimos metros, aunque no presenta grandes problemas. Desde el collado hay que girar a la izquierda (oeste) y enfilar por la cresta.

Un sendero serpentea por la fuerte pendiente de forma inteligente y accede a los lagos de Montaigu (2.005m), encajonados en un bonito rincón. Se bordea por la derecha para ganar la cresta y es entonces cuando asoma la pala final, una elegante pendiente de doscientos metros que tantas veces hemos divisado desde la autopista francesa. El camino no tiene pérdida aunque el desnivel se hace notar y nos exigirá un esfuerzo considerable.

El Pic du Montaigu cuenta con dos cimas, aunque la más alta es la oriental (2.339m). Para acceder a la otra, la más cercana desde Hautacam, hay que crestear por un tramo más o menos aéreo. La panorámica es impresionante, aunque la niebla sea un compañero habitual por estos lares, sobre varios de los picos de renombre como el Midi de Bigorre, Ardiden, Vignemale, Balaitous, Grand Gabizos...

El descenso se realiza por el mismo itinerario, pudiendo disfrutar del entorno singular de los lagos de Montaigu.

Accesos: Ceretou (3h).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Pic du Montaigu calendar-icon2013/07/27
distance-icon10,018 Km duration-icon05:17 elevation-gain-icon1.468 m elevation-loss-icon1.402 m calendar-icon2013/07/17
user-imageMikel Madinabeitia Abadia 20,64 Kb.

Iruzkinak