Gora

Puig de L’estella (1.778 m)

remove-icon
Hector Ugalde Rojo
Sarrera data
2014/08/13
Aldatze data
2014/08/13
1
Esta cumbre se sube normalmente desde el vecindario de Batère, accesible desde la población de Arles-sur-Tech y Corsavy. De Batère sale una pista asfaltada que permite dejar el coche algo más cerca de la montaña. Esta pista pasa a ser de tierra así que si se dispone de un vehículo todo terreno todavía será posible subir algo más arriba. Por esta vertiente, en una corta paseada de más o menos 3 horas efectivas, se puede subir a la cumbre, visitar la Tour de Batère y volver al coche, usando un agradable itinerario perfectamente reflejado a los mapas del I.G.N. francés. Pero todas las montañas tienen, al menos, dos vertientes. Esta las tiene. La cara N., que es el que hemos comentado, y la S., de la cual hablaremos a continuación. Ésta, como la otra, también tiene antiguas minas de hierro, no tan visitadas como las de Batère, pero con su interés puesto que por esta vertiente se ha recuperado el antiguo trazado de la vía férrea que se usaba por trasladar el mineral que se extraía de las minas. Ahora ya no queda nada de los raíles pero su rastro ha dejado un trazado perfectamente definido que es el que ahora permite completar un recorrido circular muy interesante. Como punto turístico del itinerario tenemos la Tour de Batère, en el límite de los departamentos del Rosselló, Conflent y Vallespir. De interés paisajístico encontramos los hayedos que transitaremos y las montañas que rodean al Puig de l'Estella. Finalmente, interesantes pueden resultar los edificios, ruinas, que todavía quedan en pie en la mina de la Pinosa.

Desde el Col de Palomère

Hemos de ir al col Palomère. Primeramente hemos de ir a la población de Ceret. Allá tomamos la carretera D-615. En el Collado de Labro, pasado el cortijo las Almugavares, giramos a la izquierda para coger la carretera D-13. Pasamos la población de Oms. Más adelante dejamos a la izquierda la carretera D-63 y seguimos por la carretera D-13. Así llegamos al collado d'en Forto. Giramos a la izquierda para tomar la carretera D-618. Pasamos por la Trinidad, junto a la Capilla románica del s.XI. En el collado d'en Xatard encontramos un nuevo cruce. Ahora seguimos por la izquierda por la carretera D-13, de nuevo. Así ya, sin más contratiempos, llegamos a la población de la Bastide y por la misma carretera, al col Palomère ( 1.429 m).

Partimos del col por la pista de tierra central y pendiente y dejamos a la derecha la carretera que sigue en dirección a Valmanya y otra pista a la izquierda que accede a un restaurante y guite de etap. No lo indica, pero esta pista también permite el acceso a la torre de Batère en vehículo, no necesariamente todo terreno. La pista por la que empezamos el recorrido está señalizada. Recorridos unos metros, la pista pasa a ser de cemento. Tras hacer un giro a la izquierda y seguido otro a la derecha, y unos pocos metros antes de que la pista se haga planera, dejaremos a la izquierda un desvío. Ese camino será por el que volveremos. O por el que seguiremos, si hacemos el recurrido al reverso del que se propone. Así pues, en este caso seguimos por la pista, ahora ya sin señalización. Dejaremos más adelante un desvío a la derecha, casi indetectable puesto que se trata de una vieja pista ahora en desuso y seguimos subiendo, ahora algo más fuerte y nos dirigimos a cruzar un riachuelo que es el río Frío.

Al poco nos sale una pista por la izquierda. Ya nos encontramos sobre el antiguo trazado de la vía férrea. Seguimos planeando por la misma pista y llegamos a un nudo de pistas. La pista continúa recta, o algo por la derecha, y hace bajada. A la izquierda sale un sendero, vallado con un alambre. Se sigue por la antigua vía férrea que continúa más allá de una barrera de madera que valla el paso a los vehículos. Continuamos siempre por la vía puesto que un alambre nos inhabilita para salir de su trazado y llegamos a una fuente. Seguimos andando por la pista y pasamos por una antigua galería de extracción de hierro. Más adelante vemos un hito. Aquí debemos dejar la trazado de la antigua vía férrea y seguir el sendero que se desvía por la izquierda, señalizado con unas flechas de pintura. Así empezamos a andar en pequeña pendiente y en paralelo a la vía, que poco a poco va quedando por debajo nuestro. A partir de ahora ya tenemos el camino señalizado con señales de pintura amarilla y roja. Llegaremos a ver dos señales en forma de triángulo con el signo de exclamación. Aquí las señales indican una desviación a la derecha pero no se debe hacer caso puesto que debemos seguir recto, en subida, por el sendero. Enseguida, más adelante, volvemos a encontrar las señales de pintura. De este modo llegamos a la mina de la Pinosa. Sobrepasados los edificios el camino hace un giro a la izquierda y dejamos a la derecha el camino que baja a la casa forestal de la Estanyol para subir en dirección a las edificaciones, ahora en ruines. Si todavía está, veremos en el suelo un cartel blanco con el texto “Batère”. En todo caso, de lo que se trata es de girar a la izquierda sin llegar a recorrer longitudinalmente el largo edificio que tenemos en frente. Ahora las señales de pintura son de color verde fosforescente, o quizás pistacho. Más adelante vuelven las señales “oficiales” y así llegamos, en fuerte pendiente, a la vista de la cumbre. La pintura nos lleva primero a la carena, ya siempre con la cumbre a la vista, y por esta, al objetivo de la caminata, el Puig de l'Estella ( 1.778 m ).

Ahora toca disfrutar y contemplar la panorámica, hacer fotos y recuperarse...Y bajar. De la cumbre, según el mapa, se puede ir a buscar el pic d'en Troucadou e ir a parar a la vía férrea por la cual hemos andado mientras íbamos en dirección a la mina de la Pinosa pero ahora toca bajar en dirección sur-este en dirección a un evidente collado. En este punto hay señalizado un sendero que desciende en dirección a la pista que de Batère vuelve al aparcamiento y que permite acortar el recorrido pero no fuimos capaces de seguirlo ya que al poco de su nacimiento parece que se pierde. Por eso, finalmente optamos por volver al collado e ir a buscar la torre o Tour de Batère, emblema turístico de la comarca. Justo unos metros antes de llegar nace el sendero, de nuevo señalizado con pintura amarilla y roja que nos hará atravesar una puerta. Siguiendo siempre estas señales llegaremos a un punto en el cual el camino se complica algo. Hay una roca con una señal en ángulo que confunde al caminante. Si llegamos a ver esta roca quiere decir que nos hemos equivocado de camino. Debemos recular unos cinco o seis metros y buscar las señales de pintura en forma de franjas paralelas de color amarillo y rojo. Así acabaremos saliendo a la pista. La seguimos por la izquierda, aun cuando cruzándola y bajando tiene que haber un sendero que enlaza de nuevo con la antigua vía férrea. De nuevo ante la duda y seguiremos por la pista, en sentido SW. Más adelante abandonamos la pista para ir a cruzar una barrera de madera, a nuestra izquierda. Esta nueva pista es la continuación de la antigua vía férrea que debemos seguir de ahora en adelante. Pasaremos por una fuente y más adelante encontramos el enlace con el camino que habríamos de haber usado para bajar del canal del Boulet. Ya más adelante, tras pasar por dos pequeños túneles, abandonamos la vía férrea para seguir por el sendero señalizado que nos llevará a la pista cimentada que hemos usado para empezar esta caminata. Desde aquí, deshaciendo el camino, volvemos al aparcamiento.

Accesos: Col de Palomère ( 1h 15 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak