Gora

Pic d' Escobes (2.781 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Sarrera data
2013/09/02
Aldatze data
2016/09/14
13

Enclavado entre magníficos circos glaciares y rodeado de escarpadas crestas, la altiva silueta del Pic d’ Escobes (2.781 m) atrapa enseguida la mirada del montañero. La ascensión a este notable pico es una de las más bonitas y completas que se pueden realizar en Andorra y aunque el tramo final de subida es exigente y algo comprometido, las soberbias panorámicas que se obtienen desde la cima recompensan ampliamente el esfuerzo.

Desde el Pont de la Baladosa (Vall d’ Incles)

A la salida de Soldeu en dirección a Canillo, a la altura de una curva muy cerrada tomamos un desvío a la derecha que penetra en el Vall d’ Incles. Tras unos 3 km de recorrido el vial concluye en el aparcamiento del Pont de la Baladosa, donde antiguamente se ubicaba el Camping d’ Incles (1.845 m).

Seguimos la pista (E) que asciende en paralelo al Riu de Juclar hasta un desvío (Indicadores) en el que continuamos de frente (E), dejando a la derecha el itinerario que lleva al Refugi y los Estanys de Siscaró (1.924 m)(0,15). Poco después cruzamos un puente y vamos remontando el valle del Juclar acompañados por el relajante murmullo del agua que cae en pequeñas cascadas. Si hacemos el recorrido a finales de primavera o inicio del verano podremos disfrutar también de la floración de los rododendros y otras especies alpinas que engalanan el paisaje con su variado colorido. Atravesamos un nuevo puente (2.132 m)(0,45) y llegamos después al Mirador de la Pleta, lugar donde en el año 2.011 se produjo un trágico accidente de helicóptero en el que fallecieron cinco de sus seis ocupantes (2.238 m)(1,00). La pendiente se suaviza y, tras pasar junto a una pequeña estación meteorológica, se alcanza la presa del Estany Primer de Juclar, el lago de mayor superficie de Andorra (2.303 m)(1,15). Muy próximo se encuentra el Refugi de Juclar, al que nos podemos acercar sin apenas desviarnos de la ruta.

El sendero bordea el lago por la derecha, elevándose por terreno pedregoso sobre el nivel del agua para luego descender hasta la pasarela que permite cruzar entre los dos Estanys (Primer y Segon) de Juclar (2.301 m)(1,50). En el tramo de bajada hay un paso sencillo equipado con una cuerda.

La ruta prosigue (NE) por la G.R.T. y la H.R.P. hacia la Collada de Juclar (2.445 m)(2,20), donde se abre la vista sobre el Pic de Rulhe (2.791 m) y los Estanhs de Juclar/Étangs de Joclar del lado occitano. Por la derecha (E) continuamos remontando hasta el Coll de l’ Alba (2.540 m)(2,35), punto en el que se abandonan las balizas rojiblancas de la Alta Ruta Pirenaica para encarar la subida final al pico. Prestando atención a los cairns, ascendemos entre un caos de bloques (S) hasta salir al collado de Noé (2.730 m)(3,05), en la cresta que une el Pic de Noé (2.745 m), que dejamos a la izquierda, con el Pic d’ Escobes (2.781 m) que queda a la derecha, algo más alejado. Evitando la arista por la vertiente oriental (Circ del Siscar), llegamos al collado N., en la base de la pirámide cimera (2.714 m)(3,15).

Progresamos unos metros de frente y seguimos en flanqueo por la izquierda aprovechando unas viras herbosas junto al roquedo (hitos). Al alcanzar un pequeño collado, anterior a un peñasco de dos puntas, giramos a la derecha por una traza de senda que asciende bastante empinada hasta un escalón rocoso que tenemos que superar (I+). Salvado el paso, más incómodo que difícil, trepamos por una corta chimenea (I) que nos deja prácticamente en cumbre (2.781 m)(3,30).

Para el retorno podemos variar el recorrido regresando al Vall d’ Incles por la Pleta de Manegor. Es algo más largo y hay que realizar un par de subidas pero la belleza del entorno y las panorámicas adicionales merecen la pena. Para ello, volvemos de nuevo a la Collada de Juclar (2.445 m) y desde allí bajamos (N) hasta el Estanh de Juclar, Étang de Joclar (o Jouclar) o Estany Negre de Juclar, que bordeamos por la derecha. Siguiendo las marcas de la G.R.T. descendemos en zig-zags hacia l’Estanhol bajo la impresionante pared NE del Pic Negre de Juclar (2.627 m). Rodeamos el lago por la izquierda y algo más adelante, tras pasar otro estan menor, giramos hacia el W. por la H.R.P. y remontamos suavemente hacia los Estanys de Fontargent (2.153 m). Por la derecha del estany mayor (orilla izquierda), enfilamos hacia el Port d’ Incles o de Fontargent (2.262 m), tradicional paso entre Andorra y l’Ariège. Solo resta bajar por el apacible Valle de Manegor hasta el punto de partida en el Pont de la Baladosa.

Desde el Pont de Sainte Suzanne (l’Ospitalet/l’Hospitalet-près-l’Andorre)

Partiendo del Pont de Sainte Suzanne (1.450 m), al S. de l’Ospitalet/l’Hospitalet-près-l’Andorre , hay que seguir la H.R.P. por la Jasse de Pouzole, la Jasse Planell du Roix, la Jasse de Brougnic (Val d’Arques), el Étang de Pédourrés, el Étang de Couart y les Étangs de l’Albe hasta alcanzar el Coll de l’Alba/Albe (2.540 m), donde se enlaza con el itinerario anterior hasta la cima (2.781 m)(4,15)

Accesos: Pont de la Baladosa, Val d’ Incles (3h 30 min); Pont de Ste. Suzanne, l’Ospitalet (4h 15 min).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak