Gora

Gegant, Pic de la Fossa del (2.808 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Sarrera data
2012/10/27
Aldatze data
2012/10/27
40
El nombre de este pico proviene de una leyenda épica protagonizada, como tantas otras, por el caballero Roldán. En el entorno hubo al parecer un dolmen, que no ha sido encontrado, con la misma denominación.

“…El megalito así llamado ya no existe; fue destruido por unos pastores de Setcases buscando un tesoro que creían escondido. Se encontraba arriba de los estanys de Carançà, en la parte de las Gorges del Freser, en un paraje que aún hoy lleva el nombre de Fossa del Gegant. Se creía enterrado el gigante moro Ferragut, junto con su tesoro. Este gigante era quien comandaba las fuerzas moras que invadieron Cataluña por el lado del Pirineo. Las fuerzas catalanas iban comandadas por el caballero Roldán. Para evitar sangre y los estragos de la lucha, los dos Jefes llegaron a un acuerdo; se pelearían los dos hasta que quedara uno vencido, el que perdiera se tendría que retirar y dejar el campo libre a su vencedor. Roldán y Ferragut se pelearon siete días seguidos sin parar. Al oscurecer cenaban juntos y dormían amigablemente. Roldán era fuerte de carnes, como si hubiera sido de hierro, invulnerable, pero tenía las plantas de los pies débiles y blandas, tanto que, si hubiera pisado la más leve piedrecita, se habría herido y desangrado en pocos momentos. Conociéndose la debilidad, llevaba unos zapatos con siete suelas de hierro y nunca, por nada del mundo, se descalzaba. Ferragut era también invulnerable, pero tenía débil la parte baja del vientre, y para evitar todo ataque se protegía con una gruesa piedra aplanada que llevaba disimuladamente. Una noche, al desnudarse el moro para ir a dormir, Roldán se dio cuenta de que bajo los calzones llevaba una piedra y adivinó de qué se trataba. Mientras el moro dormía, Roldán cogió la piedra y la lanzó a más de cien leguas de distancia. Al día siguiente, al vestirse el moro, la buscó inútilmente, pero no dijo nada, para no alertar a Roldán. Al comenzar la pelea. este último le propinó un cabezazo en el bajo vientre y lo mató. Roldán enterró su enemigo en el dolmen que nos ocupa y los cristianos quedaron dueños del Pirineo…”

(Joan Amades, 1980-1959)

Desde Núria

El punto de partida es la estación del tren cremallera de Núria (1.960 m). Al final de las vías bordeamos una caseta y seguimos las marcas rojiblancas del G.R-11 (Indicadores a Noufonts y Noucreus) cruzando un puentecillo de piedra que queda a la derecha. El sendero enlaza con una pista que se introduce en un bosque (NE) y confluye más arriba, ya en terreno despejado, con el camino que proviene del albergue Pic de l’Àliga (2.090 m)(0,15), punto en el que también se puede comenzar este recorrido si se pernocta allí (por el itinerario que sale hacia el N. en la zona posterior del edificio). La pista se transforma en sendero y atraviesa después el torrente de Noucreus por el llamado Pont de l’Escuder (2.136 m), llegando enseguida a una bifurcación (Indicadores) (2.172 m)(0,35).

Abandonamos entonces el GR-11 que se dirige, por la izquierda, hacia el Col de Noufonts y seguimos por la derecha (NE) hacia la Coma de Noucreus. El camino remonta en paralelo al Torrent de Noucreus, aunque a nivel superior, y se va acercando al pequeño circo que forma el cordal fronterizo con el Serrat del Mig. En la parte final se cruza el torrente y se asciende fuertemente en zigzag por la vertiente opuesta (E), trazando después una diagonal (N) que conduce a un collado en el que se encuentran clavadas varias cruces y donde nos volvemos a encontrar con el GR-11 (2.796 m)(2,05).

Normalmente se llama a este punto Coll de Noucreus (nueve cruces) aunque el collado propiamente dicho (2.778 m) se encuentra un poco más a la izquierda, al SE del Pic de Noucreus (2.801 m). Según cuentan, las cruces se pusieron en memoria de unos peregrinos que fallecieron por causa del mal tiempo, aunque según otras versiones fueron los peregrinos quienes las colocaron a la vista del Santuario de Núria. Girando a la derecha (E), alcanzamos la inmediata cumbre del Pic de la Fossa del Gegant (2.808 m)(2,10), rematada por otras dos cruces y un buzón. En apenas un par de minutos podemos coronar también la cima N. (2.801 m)(ED50 31T 433525, 4696774), señalada con un Piolet.

Para el retorno, podemos volver al collado de las cruces (2.796 m) y continuar (W) hacia Pic de Noucreus (2.801 m). Ascendiendo o flanqueando este pico, proseguimos hasta el Coll de Noufonts (2.654 m) y descendemos a Núria por el GR-11

El recorrido también se puede prolongar siguiendo todo el cordal fronterizo de L’Olla de Núria: Pic de la Fossa del Gegant, Pic de Noucreus, Pic de Noufonts, Pic d’Enia, Puig de Núria, Pic de Finestrelles, Puig del Coll de Finestrelles, Puigmal de Segre y Puigmal d’Err. Estos picos se despliegan en abanico alrededor de Núria y desde los collados intermedios parten varios caminos radiales que convergen en el santuario. Ello posibilita la realización de múltiples itinerarios circulares.

La amplia red de senderos existente permite también planificar interesantes travesías lineales.

Desde el Refugio Ras de la Carança

Partimos del refugio (1.832 m), en dirección SW, por un sendero que va a acompañar el curso del río Carança durante casi todo el recorrido. El camino es claro y transcurre al principio por terreno herboso, alternando después zonas boscosas con áreas más despejadas y algún que otro tramo pedregoso bien marcado por cairns. Más adelante se alcanzan una serie de remansos de agua y pequeños lagos totalmente camuflados por plantas acuáticas que tapizan de verde la superficie.

Entre L’Agulla Blanca y la Coma de L’Infern, sobrepasamos otros dos laguillos (La Basseta y L’Estany Blau) y ascendemos por terreno rocoso, moteado de pinos negros, hasta el magnífico Estany de Les Truites o de Carança (2.270 m)(1,40). Rodeamos el estany por la derecha y llegamos a una antigua cabaña pastoril de planta circular, construida con piedra seca (sin argamasa), que se encuentra en bastante buen estado. Merece la pena entrar a contemplar la curiosa columna interior que soporta la falsa cúpula (2.304 m)(1,50).

Dejamos atrás los pastizales donde se ubica la cabaña y ascendemos más decididamente, girando hacia el E., hasta el Estany Negre /Étang Noir (2.512 m)(2,30), sobre el que se alza el atractivo Pic de L’Infern (2.868 m). Remontamos (S) siguiendo senda y cairns hasta un colladito ( 2.603 m) que da vista al Estany Blau/Étang Bleu. Tenemos que perder unos metros hasta la orilla del estany (2.585 m) y ascender después por un marcado sendero (SW) que conduce sin pérdida al Coll de Carança (2.726 m)(3,05). Continuando por la derecha (W) se llega rápidamente a las dos cimas del Pic de la Fossa del Gegant (2.808 m)(3,15).

Desde el Refugio de Ulldeter

Desde el Refugio de Ulldeter (2.238 m), tomamos (W) el GR-11 y lo seguimos hacia el Coll de la Marrana (2.531 m)(0,45), el Coll de Tirapits (2.783 m)(2,10) y el Coll de Carança (2.723 m)(2,35), desde donde se continúa hasta la cima (2.808 m)(2,45). El recorrido sigue el tradicional y transitado camí de Núria a Ulldeter.

Desde el Refugio Coma de Vaca

Desde el Refugio Coma de Vaca (1.998 m), se asciende por la Coma de Freser (N)(Variante GR-11.7 hacia Ulldeter). Al fondo del valle se abandona el camino que sube por la derecha al coll de La Marrana y se sigue, por la izquierda, hacia las Fonts del Freser, bajo los picos Bastiments (2.881 m) y Freser (2.834 m). Se enlaza allí con el GR-11/camí de Núria a Ulldeter (Indicadores)(2.420 m)(1,30) y se continúa (W) hacia el Coll de Tirapits (2.783 m)(2,20) y la cumbre (2.808 m)(2,55)

Accesos: Núria (2h 10 min ); Refugio Ras de la Carança (3h 15 min); Refugio de Ulldeter (2h 45 min); Refugio Coma de Vaca (2h 55 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak