Gora

Track section

Bárago-Peña Jorá-Cotomar-Jaru-Bárago
Roberto Gil
Idazte data
2012.eko ekainak 8a
Kargatze data
2015.eko azaroak 16a
Iraupena
08:59
Etendako Denbora
Ez dago definituta
Visto
6927 aldiz
Zarata Maila

Irudiak

Bárago-Peña Jorá-Cotomar-Jaru-Bárago

La principal dificultad estriba en el ascenso a la Peña Jorá o Peña de la Raya, mal llamada en los mapas Pico de Diego. Aparentemente inaccesible para el simple excursionista esconde sin embargo una ruta de ascenso bastante asequible, aunque un poco expuesta.

Desde el Collado de la Raya hay que dirigirse hasta una horcadita en la cresta oriental de la peña. Allí ascendemos por la cresta hacia la izquierda, cruzando por unas llambrias fáciles con caída hacia la vertiente sur. Cuando la cresta se yergue bruscamente pasamos hacia el lado derecho de la cresta y avanzamos hacia una estrecha brecha que hay que superar (I+). El paso no presenta exposición y da acceso a una panda herbosa fácil. En la parte superior del prado hay un hombro hacia el cual hay que dirigirse. Aunque nos tiente retomar la cresta, que desde aquí tiene una apariencia fácil, es mejor no hacerlo, pues antes de llegar a la cumbre aparece un destrepe complicado y tremendamente expuesto. Desde el hombro citado damos vista a una canal que a modo de embudo se extingue en una "escupidera". Se trata de bajar con cuidado por la canal y luego ascender por el ramal de enfrente. Cuidado con acercarse al desagüe de la canal porque da a un precipicio de unos 150 m. En la canal hay rastros de senda y con cuidado se pasa bien. Una vez remontada la canal de enfrente llegamos al pie de la cumbre. Por la izquierda o bien por la derecha ascenderemos sin problemas los pocos metros que nos quedan. Cumbre preciosa y aérea, que nos dejará un buen sabor de boca. El descenso por el mismo itinerario.

La ascensión al Cotomar y su posterior descenso hasta retomar la pista se hace sin senda, pero el bosque en general está bastante limpio. En el descenso del Jaru por la cresta hay algún tramo un poco cerrado, por eso hay que fijarse bien en el sendero, que lo hay, aunque un poco perdido.

Iruzkinak