Ir arriba

Track section

Cabaña del Turmo-Audoubert-Seil de la Bacque-Portillon d' Oo-Cabaña del Turmo
Roberto Gil
Fecha de realización
21 de setiembre de 2012
Fecha de subida
6 de agosto de 2013
Duración
09:03
Tiempo Detenido
No definido
Visto
4696 veces
Nivel de Ruido

Imágenes

Cabaña del Turmo-Audoubert-Seil de la Bacque-Portillon d' Oo-Cabaña del Turmo

En el camino de ascenso al Puerto de Oo nos desviamos a la derecha y subimos directos (fácil trepada al final) hasta el Pico Audoubert. Hay un tramo de cresta muy fina hasta el Cap de la Baquo Oriental, con caída vertical hacia el glaciar. Después hay otro tramo estrecho pero fácil, antes de remontar la pala del Seil de la Baque. La continuación de la cresta es muy sencilla, la única dificultad poco importante es una brecha. Así se llega al Pico Pequeño del Portillón. Ahora hay que salvar un corte vertical, para bajar a un plano inclinado de agudo filo. Hay un rapel instalado sobre un diedro, sin embargo nosotros destrepamos asegurados un poco más hacia la izquierda. Se trata de un diedro más corto, en el que se puede aprovechar una laja a su mitad (buenos apoyos de pies primero y luego agarres) y un poco más abajo un cordino lazado. Hay otra opción más sencilla dando un rodeo mayor. Se trata de bajar por la vertiente sur (huella de paso), por terreno algo roto, justo hasta el final del plano inclinado, donde el escarpe se difumina. Después se ha de remontar el plano inclinado (placas lisas, se remonta en adherencia y aprovechando pequeñas fisuras) hasta el filo. Después toca remontar el muro de enfrente. A la derecha aparece un paso algo menos vertical y más fácil, pero mi compañero lo vio poco seguro, pues las rocas estabán agrietadas y en equilibrio precario. Así que remontamos el muro, con un primer tramo muy vertical (III), para luego escapar en oblicuo hacia la derecha y salir ya a terreno más fácil.

La travesía hasta el Pico del Portillón se hace larga, numerosas trepadas y flanqueos de bloques y gendarmes. En la bajada al Portillón de Oo no rapelamos, buscamos rastros de senda que nos llevaban hacia la vertiente francesa y después de localizar una instalación de rapel sobre la chimenea de la vía normal, descendimos un poco más y destrepamos al interior de la canal (II).

Lo peor de todo fue la bajada postrera desde el Portillón D'Oo hasta la cabaña del Turmo. Prácticamente sin senda, muy mantenida y con un poco de jungla al final.

Comentarios